5 de enero de 2010 11:23 AM
Imprimir

El campo advierte que está cerca de nuevas protestas

Sin soluciones de fondo para los problemas del sector, a casi dos años de la explosión del conflicto con el Gobierno por las retenciones, el campo amenaza con retomar la protesta. Así lo advirtió ayer el presidente de Federación Agraria (FAA), Eduardo Buzzi, al manifestar que "hay un malestar muy fuerte" de los productores que "puede derivar en un conflicto firme y extendido, si no aparecen las soluciones".

“Los problemas del trigo no son nuevos porque van cuatro años de saqueo al productor, que no hace más que transferir fondos a los grandes exportadores y molinos por la política agropecuaria del Gobierno”, precisó Buzzi, antes de participar anoche de una asamblea en Empalme Villa Constitución, que tuvo como eje central de discusión la problemática del trigo. “En materia triguera, falta una solución de fondo. Lo que reclamamos hace tiempo son políticas estructurales que permitan abastecer el mercado externo, garantizar rentabilidad al productor y sostener el precio de la harina en el mercado interno”, consideró el presidente de FAA.

Con ese clima, hoy se reunirá la mesa de enlace nacional para analizar su conflictiva relación con el Gobierno, las trabas a la exportación y la particular situación del comercio de carne (ver aparte). El encuentro será a las 10 en la sede de Coninagro y estarán presentes Buzzi y sus pares de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati, de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías y el anfitrión, Carlos Garetto.

La dirigencia evaluará la marcha del acuerdo cerrado por el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, y el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, con exportadores y molineros para que éstos respeten el precio FAS oficial –de $ 630 por tonelada menos fletes– en sus compras a pequeños y medianos productores de trigo de Entre Ríos. La pasada semana, en Agricultura, se logró extender hasta fin de mes un nuevo acuerdo con la dirigencia de la Federación Agraria entrerriana, conducida por Alfredo de Angeli, quien había pedido a fin de 2009 comenzar este año con un paro agropecuario.

Domínguez también anunció la semana pasada la extensión por 90 días de la norma que exime a los productores ganaderos de enviar sus bovinos al frigorífico recién cuando tengan un peso superior a los 280 kilos. De esa manera, el peso mínimo de faena seguirá siendo de 260 kilos hasta fines de marzo.

Aún así, el campo considera que las medidas anunciadas representan parches que no resuelven el problema de fondo, por lo que podrían incrementarse las protestas en el interior. Según Buzzi, el sector agropecuario se encuentra “sin políticas estratégicas de desarrollo o para avanzar hacia productos de valor agregado en serio”.

“Existe una declaración permanente de la Presidenta, pero esto está totalmente ausente en la práctica cotidiana de la política”, consideró el dirigente.

Respecto de la mesa de enlace, el dirigente aseguró que “siempre habrá diferencias y pujas” porque en cada entidad son “distintas”. “Pero somos concientes de que la mesa de enlace debe ser un instrumento de los productores”, sostuvo Buzzi, al indicar que el nucleamiento rural continuará unido “mientras que la política kirchnerista siga siendo tan desastrosa para el campo argentino”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *