25 de noviembre de 2011 11:10 AM
Imprimir

Dicen que el agro en 2012 seguirá fuerte

Dicen que el agro en 2012 seguirá fuerte

A pesar del deterioro de la economía global y sus reflejos recientes sobre los precios, el escenario para la agricultura en 2012 es promisorio. La evaluación es del estadounidense J.B. Penn, economista jefe de la armadora de máquinas John Deere, durante una entrevista con Valor, en San Pablo.
Penn, que ocupó el puesto de subsecretario para asuntos internacionales del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) durante el gobierno de George W. Bush, afirmó que los precios de las commodities agrícolas se sustentarán en niveles elevados por la demanda de los países en desarrollo. “Los stocks mundiales no son excesivos. La oferta es adecuada para hacer frente a la demanda, pero nada más que eso”, afirmó.
Penn reconoció sin embargo, que existen vulnerabilidades en el horizonte y ponderó que las estimativas en las que se basa “asumen que la crisis de la deuda europea se resolverá de modo satisfactorio”.
El especialista señaló que, a pesar de las oscilaciones de corto plazo, los precios de las commodities se sustentarán “por muchos años” en niveles por encima de los observados en las décadas recientes.
“Debido a la suba de precios, muchos de los programas que eran objeto de disputa en la Organización Mundial de Comercio se tornaron irrelevantes”, dijo. Para Penn, el papel de la agricultura en las negociaciones internacionales cambió.
“Con respecto a la parte agrícola, sería mucho más fácil llegar a un acuerdo hoy que cuando se lanzó la Rueda de Doha”.
La crisis, agregó, obligará a los países ricos a repensar sus redes de protección a los agricultores. “Por la deuda y la presión de los acreedores, hoy hay mucho menos espacio físico para el pago de subsidios. Será preciso pensar en alguna cosa, para el caso en que el escenario de prosperidad se deteriore, pero creo que las políticas se basarán más en gerenciamiento de riesgos que en subsidios”, dijo.
Para Penn, los primeros cambios podrán aparecer ya en la nueva ley agrícola estadounidense (Farm Bill), prevista para 2012. Los líderes responsables por el proyecto en el Congreso anunciaron que recomendarán un corte de u$s 23.000 millones, en 10 años, en respaldo a los agricultores del país.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *