5 de enero de 2010 19:00 PM
Imprimir

Paraguay   –  Astilleros solicitan verificar las barcazas para trasportar soja

El gremio de astilleros y armadores fluviales pidió a las autoridades que controlen las embarcaciones adquiridas en el exterior. El senador Alfredo Jaeggli defiende a multinacional y habla de trabas desde el Ejecutivo

Integrantes de Centro de Armadores Fluviales solicitaron al Ejecutivo que se verifiquen aquellas barcazas adquiridas en el extranjero para que cuenten con todas las garantías de navegabilidad.

La acción se dio tras el pedido de habilitación de la multinacional Cargill para una treintena de embarcaciones compradas en EEUU, de cara a la próxima zafra sojera que se espera sea una cosecha récord cercana a las 7 millones de toneladas.

Según Guillermo Ehreke, empresario del sector, el gremio de astilleros y armadores fluviales solicitó hace unos tres meses atrás que las barcazas importadas cumplan con una serie de requisitos para garantizar el transporte.

"Resulta que existía una práctica común en el pasado de traer barcazas en mal estado, chatarras, y queremos evitar eso", subrayó.

Ehreke admitió, que de cara a una gran zafra sojera, es difícil llegar con nuevas unidades construidas en el país, porque fácilmente llevan sus 6 meses, al menos si se pretende ofrecer naves de calidad y con garantía.

De todas formas explicó que los astilleros y los armadores pueden poner a punto algunas embarcaciones que necesitan ponerse a punto.

"Fácilmente el 50% de las más de 2.000 unidades necesitan un trabajo de mantenimiento", sostuvo. Indicó que el gremio fue quien solicitó a las autoridades a controlar mejor las naves.

TRABAS. En tanto, el senador por el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), Alfredo Jaeggli, emitió ayer un comunicado por el cual responsabiliza al Ejecutivo de colocar trabas administrativas a la multinacional Cargill una "desidia" que costaría al Estado más de G. 7.671 millones.

Según el legislador, la compañía abonó en impuestos los casi G. 8 mil millones por la importación de 39 barcazas para ampliar su flota mercante.

"Sin embargo trámites administrativos del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) hacen imposible la habilitación de las embarcaciones importadas, por lo que la empresa piensa reexportarlas para su abanderamiento en Bolivia, solicitando la devolución de la totalidad del monto pagado en impuestos".

Jaeggli recuerda que una vez ocurrido esto, las barcazas podrán navegar, con beneficios para el fisco boliviano

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *