26 de noviembre de 2011 12:36 PM
Imprimir

La crisis golpea sobre principales commodities que exporta uruguay

Dato. La carne bovina y los granos con fuertes caídas en el último mes

Contagiados por la incertidumbre que genera la crisis económica, los precios de los principales commodities que exporta Uruguay registraron bajas de hasta un 11%. Los motivos: la volatilidad de las monedas e incertidumbre sobre la demanda.

Si bien por ahora Uruguay escapa a las consecuencias de la crisis económica que atraviesan los países de la Unión Europea y Estados Unidos, comenzaron a evidenciarse algunos efectos por la merma en los precios internacionales de los principales commodities que exporta el país como la carne bovina, los granos -especialmente la soja y el trigo- y la lana.

De hecho, los precios de la oleaginosa que actualmente se está plantando y que comenzará a cosechares a partir de marzo de 2012, registraron fuertes descensos en la Bolsa de Chicago, el mercado de referencia para los agricultores locales. El contrato de la soja para entrega en mayo de 2012 cayó 9,8% en los últimos 30 días y ayer cerró la sesión en baja de US$ 5 a US$ 413. En tanto, el trigo que ya se está cosechando cayó más aún el último mes (-11,3%) para la entrega en diciembre de este año que ayer terminó con una tonelada a US$ 216. Tampoco el maíz escapó a la tendencia bajista de los granos. El contrato para entrega en mayo de 2012 tuvo una desplome de 11% en los últimos 30 días y ayer cerró en baja de US$ 2 a US$ 235.

El analista agropecuario, Fernando Villamil, explicó ayer a El País que si bien la crisis mundial aún no demuestra que las demanda de granos pueda “retraerse a futuro” los importadores tienen “temor de que esto pueda ocurrir en el mediano plazo” y por eso compran “lo mínimo indispensable para el consumo inmediato”, hecho que presiona a la baja los valores de los granos. Agregó que por eso el trigo es uno de los commodities “más afectados” porque coincide con un exceso de oferta a nivel regional y mundial. “Esta coyuntura debería mantenerse a futuro en la medida que no se alcance una estabilidad en la situación financiera mundial”, estimó.

Otro factor que está incidiendo es la “volatilidad” del dólar frente al resto de las monedas del mundo, dijo Villamil. De hecho, esto está perjudicando a Uruguay con sus exportaciones de trigo a Brasil.

“Los importadores brasileños no compran por un tema de precio -que son bajos- sino porque tienen incertidumbre sobre cuánto valdrá el dólar en los próximos dos meses una vez que tengan que vender la harina y pagar las exportaciones”, explicó el analista.

Pero los granos no son los únicos que sufren por el contexto internacional. El rump & loin (cortes traseros bovinos de alto valor) que exporta Uruguay a Europa bajo la cuota Hilton también mostraron un descenso en el entorno del 10% en las últimas tres semanas. Los frigoríficos locales estaban colocando hasta mediados de octubre el rump & loin a Alemania en el entorno de US$ 17.000 la tonelada, pero ahora el panorama es otro y los últimos negocios cerraron por debajo de US$ 15.400.

“Los precios internacionales de la carne vacuna son altos y el mercado europeo no los está absorbiendo más”, comentó un importador europeo a Faxcarne. En tanto, un exportador uruguayo dijo que los mercados están prácticamente “paralizados” y que hay “mucha incertidumbre” sobre lo que puede ocurrir con los precios de exportación a partir de enero. La demanda de cortes congelados también es pobre, aunque en el caso de la nalga que se vende a Italia los precios se mantienen entre US$ 7.500 y US$ 7.700.

El mercado ruso (el mayor destino en volumen para Uruguay) no escapa a este panorama. Los importadores corrigieron a la baja los precios y el mercado está prácticamente sin actividad.

Por otro lado, la lana también sufre los vaivenes de la economía internacional. El Indicador de Mercados del Este (IME) de Australia (la referencia internacional del mercado) tuvo un importante retroceso esta semana, afectado por los problemas económicos, financieros y fiscales de los países europeos, que impactan en las economías de otras regiones del mundo. Según Faxlana el IME perdió US$ 41 centavos por kilo base limpia esta semana con un descenso de 3,4% respecto a la anterior.

La merma de los precios de las materias primas que exporta la región por la crisis internacional se prevé que continúe según analistas privados y jerarcas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), según consignó El País en su edición de ayer. La representante del FMI, María de los Ángeles González, advirtió que de prolongarse la crisis en Europa y Estados Unidos, podría afectar los niveles de demanda de materias primas de China, hecho que determinaría una presión bajista sobre el precio de éstas. Por su parte, el consultor agropecuario y financiero, Juan Peyrou reclamó “estabilidad en las reglas de juego” porque el sector percibe un “sesgo antiagropecuario en el gobierno que afecta la inversión” que en momentos de incertidumbre no es positiva.

Soja de segunda con riesgo

La expectativa de alcanzar una superficie récord de 1 millón de hectáreas de soja en esta zafra puede verse comprometida producto de la evolución del precio de la oleaginosa en los mercados internacionales y la previsión de un clima más seco de lo normal para el próximo verano. Precisamente, el área de soja de segunda que comienza a implantarse una vez que se cosecha todo el trigo sobre fines de diciembre puede verse reducida. Según el analista Fernando Villamil, la variable climática “tiene una incidencia negativa sobre la planificación de los agricultores” porque “aumenta el riesgo”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *