27 de noviembre de 2011 02:03 AM
Imprimir

El valor del novillo tipo cayó en forma leve

URUGUAY : Descendió un 1% y quedó en US$ 1.210 por cabeza

El valor del Novillo Tipo, referencia brindada a los actores del mercado agroindustrial de la carne por profesionales del Instituto Nacional de la Carne (INAC), descendió levemente según el último estudio divulgado, aunque se mantiene en un nivel elevado considerando lo que históricamente ha ocurrido desde que se realiza este análisis.

El primer récord data de la primavera de 2008, con un valor de US$ 1.110. Posteriormente hubo un valor piso, en febrero y marzo de 2009, de US$ 705. Luego fue ascendiendo en forma constante hasta un nuevo récord de US$ 1.253 a mediados de este año, tras lo cual comenzó a descender.

En la última estimación, en octubre de 2011, luego del proceso industrial el valor generado por la venta de todos los productos de un novillo tipo fue de US$ 1.210. Eso es casi un 1% inferior al valor de setiembre de 2011.

Corresponde citar que un novillo tipo es un animal con 480 kilos de peso vivo, un 54% de rendimiento en segunda balanza y de razas británicas y sus cruzas.

La información precedente, se explicó desde el INAC, fue estimada considerando las ventas al mercado internacional y al mercado local de todos los productos, ponderadas por su importancia relativa.

El cuero, las menudencias y subproductos y la canal al mercado interno presentaron una leve baja, mientras que el valor de los cortes al mercado externo se presenta constante, en relación al mes de setiembre.

Debe recordarse que como los valores se expresan en dólares lo que  suceda con esa moneda en relación al peso afecta al indicador.

Para octubre en particular el ajuste a la baja del novillo tipo (de casi el 1% en relación a julio) puede explicarse en parte por un efecto tipo de cambio (apreciación del dólar de casi el 2% entre setiembre y octubre).

El valor del novillo tipo continúa en buenos niveles en la comparación histórica no siendo significativo hasta el momento el impacto de la crisis en la Unión Europea. Este es un fenómeno remarcable ya que ese destino es el de mayor ponderación para las carnes bovinas, medido en valor. Lograr estabilizar el indicador en niveles cercanos a los US$ 1.200 parece ser el mayor desafío para los próximos meses, para cuando se espera incertidumbre en los mercados internacionales, se precisó por parte del INAC.

Valor agregado por la operación industrial: US$ 242.

En octubre de 2011 el valor agregado por la operación industrial (que incluye costos y beneficios industriales) tuvo un aumento muy significativo, un 15%, ubicándose en US$ 242 por cabeza, por lo tanto el valor de la hacienda se estimó en US$ 968 por cabeza.

El mes anterior estos valores fueron US$ 211 y US$ 1.009 para un valor global del novillo tipo de US$ 1.220.

El valor del novillo tipo bajo un 0,8%, mientras que el costo de la hacienda bajó un 4%. El cambio quizá más importante es que la faena alcanzó las 75.525 cabezas de novillos en el mes pasado, frente a 80.847 cabezas faenadas en setiembre de 2011.

Las relaciones entre valor de la hacienda y valor agregado industrial cambian mes a mes, según las condiciones comerciales y la evolución de la oferta y la demanda. En los dos meses que restan del año se espera una oferta firme y una demanda que tendrá dos escenarios diferentes: fortaleza en el mercado interno (estacional) y debilitamiento de los mercados internacionales, por los problemas ya mencionados en la Unión Europea.

Un factor a tener en cuenta, que notoriamente incide tanto en la formación de precios como en las expectativas, es la evolución climática. La mayor o menor abundancia de lluvias en los meses de noviembre y diciembre define la intención de los ganaderos de acelerar los procesos de venta o enlentecerlos. Esto afecta los precios de forma notoria, explicaron desde INAC.

En enero-octubre de 2011 la proporción de costos de la materia prima en el valor total generado se ubica en 80,8%. Esto quiere decir que si se analiza el año 2011 en su totalidad (y no puntualmente algún mes o semana), la capacidad de los ganaderos por negociar mejores precios por la materia prima es superior a años anteriores.

Esta conclusión es consistente con lo observado globalmente, en donde por un lado hay una industria con una capacidad instalada para procesamiento muy importante (superior a 3 millones de cabezas de bovinos) y por otro hay una oferta ganadera limitada, por la fuerte competencia que ejercen otros rubros agropecuarios que compiten por el uso de factores productivos.

Estamos ingresando en el período en que se sentirá el mayor impacto de la sequía de los años 2008/09, que deprimió significativamente los indicadores de la cría bovina. Esta situación de escases seguramente se observará también a lo largo de todo 2012, recuperándose recién los indicadores a partir de 2013.

En el portal www.inac.gub.uy se pueden obtener más datos sobre la evolución del valor del novillo tipo desde la instauración de la referencia en 2007.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *