28 de noviembre de 2011 11:42 AM
Imprimir

Duraznos en Salta y Jujuy: una alternativa productiva en el NOA

Entre la diversidad de cultivos posibles en el NOA, están tomando fuerza los cultivares de durazneros, ya que los requerimientos agroclimáticos son ideales para algunas variedades de este frutal, que se da con resultados excelentes en la zona de los valles templados, principalmente en el Valle de Los Pericos, en Jujuy, y el Valle de Lerma, en Salta. También se producen en el Valle de Siancas, en el Valle Calchaquí y en algunas zonas de Orán, pero en menor cantidad.

Las Ingenieras María E. Toncovich y Silvia P. Ortín disertaron en Expoagro Norte sobre los requerimientos agroclimáticos y el panorama actual de variedades de durazneros en las provincias de Salta y Jujuy. Explicaron que “para el cultivo de duraznos se requieren ciertas características de temperatura, tanto frías como cálidas, porque es un cultivo caduciforme, es decir que en algún momento del año tira sus hojas, preparándose para proteger a sus yemas del frío (entre el 1° de abril y el 31 de julio). Es un cultivo que debe acumular cierta cantidad de horas de frío durante el año para poder florecer. Esta acumulación de frío es necesaria, además, en determinado momento. El duraznero florece cuando la temperatura se ha mantenido a no menos de 10° durante un período mínimo de 72 horas, lo cual suele ocurrir a fines de agosto o septiembre. Durante esta floración no debe haber bajas temperaturas, porque las flores son muy sensibles al frío una vez iniciada su apertura, por lo que las heladas tardías pueden ser sumamente perjudiciales, ya que puede morir el embrión, y la fruta no prosperará. Por otra parte, el calor y la luz son fundamentales para la coloración de la fruta, que en nuestra región son muy coloridas. En exceso, el calor produce heridas en las ramas y acorta la vida de las plantas”, remarcó Ortín.

Los valles de Salta y Jujuy reúnen las condiciones agroclimáticas necesarias y suficientes para que este cultivo sea posible, y se considere una alternativa válida para la producción. “En cuanto a suelos, requiere suelos profundos, de una textura preferentemente franco arenosa, y de ser posible, en suelos vírgenes, o al menos, que no hayan estado dedicados al cultivo de otros frutales, porque tiene una sensibilidad a bacterias que quedan en el suelo luego de replantes, o bien, elegir injertos tolerantes a estos problemas”.

La técnica reflejó que “nuestros valles tienen la calidad lumínica, amplitud térmica y cantidad de agua necesaria para este cultivo, complementándose muy bien con el tabaco, o como alternativa a éste, para que las fincas puedan diversificar su producción, y además, se trata de un cultivo para nuestros valles templados ‘de primicia’, es decir, somos de los primeros en encarar este tipo de producción en el país, siendo pionero el Valle de los Pericos, en Jujuy. Allá, desde mitad de septiembre en adelante ya comienza a obtenerse la producción, preferentemente de la variedad Flordaking, y se obtienen excelentes precios en los mercados. Si el productor está correctamente equipado con un packing y una cadena de frío adecuada, como la que debe tener, puede llegar cómodamente al Mercado Central de Buenos Aires, ser primicia, y obtener muy buenos precios”, concluyó.

Por su parte, la Ingeniera Toncovich relató que durante los últimos 12 años el INTA ha experimentado con varias colecciones, alrededor de 120 cultivares, y después de haberlas estudiado en profundidad, “vemos que tenemos variedades que necesitan entre 200 y 1000 horas de frío, por lo que hay varias que pueden adaptarse perfectamente a nuestra región.  Junto a Flordaking, las variedades que mejor se dan en la zona son Springcrest y June Gold, estos últimos específicamente para el Valle de Lerma, porque necesitan entre 550 y 650 horas de frío, y se trata de variedades que escapan a las heladas tardías de mediados de septiembre que ocurren en Salta, y que no suceden en el Valle de Los Pericos, por lo que allí se da muy bien Flordaking”.

Ortín y Toncovich destacaron que “el cultivo de durazno, además de ser una excelente alternativa al tabaco, puede perfectamente convivir con ese cultivo tradicional”. Finalmente anunciaron que actualmente  hay un panorama de variedades nuevas que tienen en ensayo en el INTA, por lo que aún no está todo dicho en cuanto a mayor diversificación de este frutal.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *