29 de noviembre de 2011 13:24 PM
Imprimir

Advierten que el Indec sobreestima industrialización cordobesa de soja

Para el organismo oficial, la provincia exportó aceite de la oleaginosa por 800 millones de dólares, y harina por 1.600, mientras el Ieral ubica las estimaciones en 200 y 300 millones respectivamente, todos para 2010.

La provincia de Córdoba realizó ventas externas de aceite y harina de soja por un valor cercano a 800 y 1.600 millones de dólares, respectivamente, durante el año 2010, de acuerdo con los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Sin embargo, según los estudios del Ieral de la Fundación Mediterránea, las exportaciones de esos productos locales alcanzaron 200 y 300 millones de dólares, respectivamente.

“El Indec está sobreestimando la industrialización de la soja cordobesa”, explicó Juan Manuel Garzón, economista jefe del instituto en el marco de la presentación “Infraestructura económica y de servicios compatible con la estrategia comercial externa” que el profesional realizó en las jornadas por el cierre del año de trabajo del Consejo para la Planificación Estratégica de Córdoba (Copec), el martes pasado.

Según su trabajo, el Indec asigna a la provincia 1.200 millones de dólares adicionales de exportaciones de harina de soja y 600 millones más por las ventas externas de aceite de esa oleaginosa.

En tanto, en diálogo con Comercio y Justicia, Garzón dijo: “No sabemos cuáles son las razones, ni las hemos consultado, pero el Gobierno está haciendo una lectura equivocada de lo que pasa en la provincia, ya que a partir de esos datos se puede decir que Córdoba está industrializando mucho volumen de la oleaginosa y eso no es así”.

En el mismo sentido, explicó que no es que los valores correspondientes a las ventas externas locales se pierdan sino que están mal conceptuados. “Lo que figura en las columnas de toneladas de exportaciones de harina o aceite, debería pasar a la de granos”, indicó.

De esta manera, la estimación de los ingresos en dólares por las ventas externas locales de subproductos de la soja sería “aproximadamente 10 por ciento menor”, de acuerdo con lo informado por el economista. “No es mucha la diferencia del valor internacional promedio del año 2010 de una tonelada de granos de soja que de una del combo harina- aceite”, dijo. “Puede llegar a ser de 10 por ciento más”, para estas últimas, explicó.

Córdoba, al tope del ranking

La provincia de Córdoba es la primera productora nacional de granos de soja, desde hace algunos años.

De acuerdo con la presentación de Garzón, Córdoba produce en promedio (últimos cuatro años) 12,8 millones de toneladas anuales. De esta manera, se ubica al tope del ranking argentino, seguida por Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos, que produjeron en promedio 11,9; 10,3 y 3,1 millones de toneladas desde el año 2007.

Sin embargo, esta situación no se replica a la hora de analizar la industrialización de la oleaginosa. En ese caso, la provincia tiene una muy pequeña participación en el total nacional del producto procesado, y además, es decreciente.

Según los datos del Ieral, con base en datos oficiales, Córdoba alcanzó a procesar cerca de 2.000 toneladas de soja allá por 2005, año a partir del cual comenzó a contraerse el volumen de la actividad hasta llegar a 2010 en el que se industrializaron casi mil toneladas de granos.

Otra es la situación de la vecina Santa Fe, que en el año 1997 industrializaba cerca de 8.000 toneladas anuales y desde allí no dejó de incrementar el volumen de procesado hasta alcanzar, durante el año pasado, un nivel superior a 25.000 toneladas anuales.

“La diferencia entre una provincia y otra radica en la cercanía al puerto”, explicó Garzón a este medio. “Puede que la producción del grano sea local, pero si un productor cordobés piensa en levantar una planta aceitera para procesar soja, si hace bien sus análisis, seguramente lo hace en Santa Fe por una cuestión de logística”, indicó.

“Esa provincia tiene en el puerto una gran ventaja competitiva respecto de la nuestra”, concluyó.

Según datos oficiales, históricamente la mayor cantidad de plantas productoras de harina o aceite de soja se ubicaron en la vecina provincia. Así, en 1997, Santa Fe concentraba 84,5 por ciento de las industrias de este rubro, mientras el resto se distribuían 11,3 en Córdoba; 4,1 por ciento en Buenos Aires y 0,1 por ciento en Entre Ríos. La composición no se modificó mucho hacia 2010, aunque la única provincia que con el correr de los años perdió participación fue Córdoba. De esta manera, el año pasado Santa Fe concentraba 88,5 por ciento de las fábricas del rubro; Buenos Aires, 7,2 por ciento; Córdoba, 4 por ciento y Entre Ríos, 0,2 por ciento.

Según la Provincia

– En el mes de septiembre de 2011, Córdoba industrializó 141.615 toneladas de soja, 1,6 por ciento menos que en agosto pasado y 17,5 por ciento por debajo de las procesadas en igual mes del año anterior, de acuerdo con los datos difundidos por el Centro de Estadísticas y Censos de la Provincia con base en información del Ministerio de Agricultura de la Nación.

– En tanto, según el gobierno local, las plantas cordobesas industrializaron 6,7 por ciento más en los nueve primeros meses de 2011, respecto de igual período del año anterior

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *