30 de noviembre de 2011 00:52 AM
Imprimir

El tamaño de la camada aumenta ofreciendo a la cerda dietas enriquecidas con ácidos grasos omega 3

Suplementar las raciones con ácidos grasos poliinsaturados (AGPI) omega 3 a partir de aceite de pescado se ha demostrado que mejora el desarrollo del cerebro y de la inmunidad neonatal de los lechones.

Sin embargo, hay escasa información respecto el efecto de los AGPI omega 3 sobre los parámetros reproductivos de las cerdas. Aumentar el contenido en AGPI omega 3 antes del parto y durante la lactación puede mejorar la calidad de los ovocitos y la supervivencia de los embriones, y por consiguiente la tasa de concepción y el tamaño de la camada. Por consiguiente, incluir aceite de pescado en el pienso de lactación de las cerdas podría mejorar su productividad. El objetivo del presente estudio fue evaluar los rendimientos reproductivos de cerdas alimentadas con aceite de pescado como fuente de AGPI omega 3 antes del parto y  durante la lactación. Del día 107,7 ± 0,1 de gestación, 328 cerdas de entre 0 y 7 partos (1,95 ± 0,09 partos, media ± SE) fueron alimentadas con una ración suplementada con sebo (Control) o con una ración isocalórica suplementada con 3 g de aceite de pescado/kg de pienso (Omega 3). Las raciones fueron formuladas para contener la misma cantidad de energía (13,9 MJ/kg), grasa bruta (54 g/kg) y proteína bruta (174 g/kg). A las cerdas se les subministraron 3 kg diarios de pienso experimental durante 8 días antes del parto y continuaron con los mismos tratamientos dietéticos, pero subministrados ad libitum hasta el destete (18,7 ± 0,1 d de lactación). Tras el destete, todas las cerdas pasaron a ser alimentadas con un pienso de gestación sin aceite de pescado hasta su siguiente parto.

El hecho de suplementar las raciones con ácidos grasos omega 3 no tuvo efecto sobre el peso de los lechones al nacimiento, sobre su ritmo de crecimiento antes del destete, sobre su peso al destete, ni sobre el consumo de pienso por parte de la cerda. De todas formas, las cerdas del tratamiento Omega 3 presentaron un mayor tamaño de camada en la siguiente paridad (10,7 ± 0,3 vs 9,7 ± 0,3 lechones nacidos totales; 10,2 ± 0,3 vs 9,3 ± 0,3 lechones nacidos vivos; P < 0,05).
En conclusión, este es el primer estudio en demostrar que alimentar a las cerdas con raciones enriquecidas con AGPI omega 3 procedentes de aceite de pescado antes del parto y durante la lactación aumenta el tamaño de la camada en el siguiente parto, independientemente del consumo de energía.

RJ Smits, BG Luxford, M Mitchell and MB Nottle, 2011. Journal of Animal Science, 89: 2731-2738

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *