30 de noviembre de 2011 10:28 AM
Imprimir

La primera “derrota” de Moreno

El anuncio de que se liberarán desde hoy 2,7 millones de toneladas del trigo “viejo” para la exportación no solo busca liberar un poco los acopios de todo el país para la nueva cosecha que ya comenzó sino que tiene un significado que va mucho mas allá de la posibilidad de poder recibir unos cuantos millones de dólares cuando la divisa resulta más que escasa.

Es que el anuncio que compartieron el ministro de Economía y vice electo, Amado Boudou, su par de Agricultura, Julián Domínguez, y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, puede leerse como la primera “derrota” del polifuncionario guardián de la mesa de los argentinos.

Eso porque el mismo Boudou había anticipado el viernes que, como le había informado Moreno, hoy se liberarían 1,4 millones de toneladas. El secretario se apuró para marcar la cancha: es que había convenido con Agricultura que los saldos a liberar para exportar surgirían de una declaración jurada que exportadores, productores y acopios estaban realizando en la UCESCI (ex Oncca) hasta el mismo viernes a la tarde.

De los números finales de esas declaraciones, salió a la luz que había más trigo en condiciones de ser exportados que lo que había afirmado Moreno. Antes del anuncio en Economía, Boudou se reunió con Domínguez, Moreno y el subsecretario de Agricultura, Oscar Solís. Ahí se terminó de definir que se abriría la exportación de trigo por 1,3 millones adicionales a lo que dijo Moreno, el mismo que hace un mes decía que no había trigo remanente para vender al mundo.

Tal vez no sea resonante, pero se trata de la primera oportunidad en que el secretario de Comercio Interior, amo y señor por estos años de los permisos de exportación de trigo y maíz, así como de carne, termina aceptando que sus cálculos estaban equivocados. Tal vez sea parte de la “sintonía fina” que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner vaticinó como eje central para su nueva gestión.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *