6 de enero de 2010 07:30 AM
Imprimir

Sigue subiendo la soja (y los commodities) por la debilidad del dólar estadounidense

El ingreso de capitales especulativos al mercado de materias primas permanece firme. También las compras de granos impulsadas por el abaratamiento de las importaciones de bienes dolarizados.

Los precios de los contratos de soja en el mercado de Chicago (CBOT) comenzaron el año 2010 con un impulso alcista promovido por la pérdida de confianza en el dólar estadounidense como instrumento de reserva de valor.

Si bien en el último mes el valor del dólar experimentó una recuperación parcial con respecto a otras monedas de regiones centrales, los valores internacionales de los commodities –medidos en dólares– siguen subiendo.

La causa: administradores de carteras globales de inversión siguen buscando alternativas para proteger el capital de una eventual súper inflación mundial (generada por la descomunal emisión de dólares realizada por la Reserva Federal de EE.UU. para tapar los agujeros provocados por la crisis financiera).

En los últimos años hubo una cierta correlación entre los valores de la soja en el CBOT y el indicador Baltic Dry Index, un índice de referencia mundial que mide la evolución de los precios de los fletes marítimos de materias primas.

Sin embargo, desde 2009, si bien la correlación entre ambos indicadores sigue en pie, las cotizaciones de la soja mostraron una mayor resistencia a la baja que se mantiene hasta la fecha (el Baltic Dry Index, luego de registrar un máximo de 11.793 puntos en mayo de 2008, se derrumbó hasta los 772 puntos con la crisis financiera para después recuperarse de manera progresiva; hoy martes está en 3270 puntos) (ver gráfico).

Esa “resistencia” a la baja de la soja –y de los commodities en general– es justamente el aporte de los capitales especulativos que, pasado el susto número uno (el sistema monetario estuvo a punto de quebrar a fines de 2008), comenzaron a experimentar el susto número dos (pérdida de capital por efecto de la inflación) y salieron a buscar oportunidades en contratos de futuros de materias primas.

La desvalorización del dólar, además de generar un ciclo alcista por factores especulativos que se retroalimenta a sí mismo, en el mundo real –físico, tangible– genera un abaratamiento de las importaciones de bienes denominados en dólares; es decir, de commodities.

El jueves de la semana pasad el USDA informó que en lo que va del ciclo comercial 2009/10, EE.UU. exportó poroto de soja por 18,57 millones de toneladas, una cifra casi 38% superior a la registrada en el mismo período de 2008/09. El principal comprador, claro, es China. Pero no es el único dato por tener en cuenta: en lo que va de 2009/10 las ventas estadounidenses de harina/pellets de soja crecieron un 49% con respecto a 2008/09 y las de aceite de soja un 267%.

Vale recordar que los ciclos alcistas dirigidos por factores especulativos no son infinitos, sino que en algún momento se depuran por medio de tomas de ganancias generalizadas. Cuando sucederá la “depuración”, nadie lo sabe, pero convendría tomar los recaudos necesarios para que esa fase no coincida con aquella en la cual se tendrá necesidad de vender soja.

Hoy martes el contrato soja enero 2010 del CBOT terminó en 386,6 u$s/tonelada con una suba de 1,0 u$s/t, mientras que la posición soja mayo 2010 cerró en 391,2 u$s/tonelada con un alza de 0,8 u$s/t

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *