6 de enero de 2010 07:43 AM
Imprimir

Hay un nivel de confrontación por parte del Gobierno "sin antecedentes"

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) advirtió ayer "una vez más" sobre las "profundas dificultades" existentes en las distintas producciones agropecuarias, "tras casi cinco años de continuos reclamos.

En un comunicado de prensa, la entidad que agrupa a 114 asociaciones rurales de ambas provincias y que está presidida por Pedro Apaolaza, afirmó que se ingresa a 2010, “año del Bicentenario de la Patria, con irresueltos conflictos sectoriales”.La entidad señaló que “si la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias entiende que en este estado de situación no es imperioso manifestarse taxativamente en defensa de la producción nacional acataremos lo resuelto”.No obstante, advirtió que continuará “defendiendo los legítimos reclamos de acuerdo al mandato emanado de nuestras rurales afiliadas de Buenos Aires y La Pampa”.
También consideró que hay “un nivel de confrontación por parte del Gobierno sin antecedentes, y con la clara percepción de que los problemas inherentes a este sector tan importante de la economía argentina son soslayados bajo prejuicios ideológicos por quienes deberían administrar con equilibrio y mesura los intereses de todos”.
Además, criticó la “creación de un Ministerio de Agricultura sin la plenitud de sus atribuciones y competencias como organismo rector de las políticas agroalimentarias”, y dijo que eso “basta para entender cuál es la relevancia que el sector tiene para esta administración: ninguna”.Para Carbap, “el trigo atraviesa la peor situación al concluir los días de cosecha y no existir precio real para el cereal, debido al esquema comercial planteado por el Gobierno nacional con la participación de exportadores y molineros”.
“Decíamos meses atrás que el convenio firmado con los exportadores iba a volver a fracasar, porque no se promovían las reglas del mercado y se mantenía al margen del mismo a la producción”, recordó.Aclaró que tampoco se pudo “revertir en absoluto la actual situación de incertidumbre que atraviesan los productores”.
La faena de hembras de los “dos últimos años ha superado el 50 por ciento y es indicativa de un proceso de liquidación de vientres productivos”, se resaltó.Señaló que “la Argentina cedió así su lugar a Brasil y Uruguay en el ranking de exportadores de carnes, arribando a 2009 con exportaciones por 500 mil toneladas pero de stock productivo ganadero”.”Llegamos a 2010 con serias dificultades para proveer a un mercado sostenido en el consumo con la oferta de carne actual, incluso con un aumento en el precio de la misma por la escasa oferta provocada por las erróneas políticas implementadas por el Gobierno”, expresó la entidad.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *