1 de diciembre de 2011 10:25 AM
Imprimir

15 años de transgénicos en Argentina con saldos a favor

Los cultivos transgénicos argentinos cumplen 15 años. Al respecto Todoelcampo recibió de ArgenBio (Consejo Argentino para la Información y el Desarrollo de la Biotecnología) un comunicado de prensa alusivo en el que se señala que desde 1996, año en que la biotecnología agrícola fue introducida en el país, ésta reportó al país 72.645 millones de dólares y generó más de 1,8 millones de empleos.

Hace 15 años Argentina introdujo la soja tolerante al herbicida glifosato y desde entonces ha sido líder en la utilización de cultivos genéticamente modificados (GM), alcanzando las 22,9 millones de hectáreas en la última campaña agrícola. Las variedades GM hoy representen casi la totalidad del área cultivada con soja, el 86% del área total de maíz y el 99% del área de algodón.

Consigna el comunicado que según un trabajo  del Dr. Eduardo Trigo para ArgenBio, los cultivos GM han reportado al país unbeneficio bruto acumulado de 72.645,52 millones de dólares.

De acuerdo al trabajo realizado por el Dr. Trigo, quien es investigador independiente miembro de FORGES y del Grupo CEO, entidades relacionadas a la investigación y el asesoramiento en el sector agropecuario, en el caso de la soja tolerante al herbicida glifosato, los beneficios sumaron 65.435,81 millones de dólares, de los cuales 3.518,66 millones se debieron a la reducción de costos (principalmente por reducción de labores y de la aplicación de herbicidas selectivos que requiere la soja convencional) y 61.917,15 millones a la expansión del área cultivada. En cuanto a la distribución de los beneficios totales, 72,4% fue a los productores, 21,2 al estado nacional – a través de las retenciones y otros impuestos  ‐ y 6,4% a los proveedores de tecnologías (semillas y herbicidas).

En el caso del maíz, el técnico expresa que las tecnologías de resistencia a insectos y tolerancia a herbicida aportaron beneficios por un total de 5.375 millones de dólares, de los cuales 68,2% fueron para los productores, 11,4% para el estado nacional y 20,4% para los proveedores de tecnologías (principalmente semillas).

Por último, los beneficios en el algodón resistente a insectos y tolerante a herbicida fueron de 1.834 millones de dólares, y fueron mayoritariamente a los productores (96%), con un 4 % para los proveedores de las tecnologías (semillas y herbicidas).

El Dr. Trigo calculó además el impacto de los GM en los consumidores de soja a nivel mundial, en términos de ahorro. Recuérdese la importancia que tiene la producción de soja argentina en el mundo. El comunicado de ArgenBio subraya que el total acumulado para el periodo 1996‐2010 se estimó en unos 89.000 millones de dólares. En términos de precios, el analista indica que si este proceso de adopción no hubiese ocurrido, el precio internacional de la soja en 2011 hubiese sido un 14% mayor de lo que fue. 

El impacto que las tecnologías GM en la generación de empleo se estima que en estos 15 años hubo más de 1,8 millones de empleos.

La Directora Ejecutiva de ArgenBio, Gabriela Levitus, opinó que “el proceso de incorporación de la biotecnología a la agricultura argentina ha sido sin duda exitoso”. “Más allá de la competitividad de nuestros cultivos y los buenos precios internacionales, una de las claves del éxito fue que cuando surgió la tecnología, el país estaba preparado para recibirla. Contaba con fitomejoradores de primera línea, productores capacitados e innovadores y voluntades políticas que se plasmaron en la creación de un marco regulatorio pionero que garantizó la adopción segura de los cultivos transgénicos en nuestro país”.

“Estas voluntades políticas, claras al comienzo pero fluctuantes a lo largo de estos 15 años, hoy vuelven a consolidarse a través de las nuevas aprobaciones y los cambios en el proceso regulatorio impulsados desde el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca. A diferencia de otras épocas, la biotecnología agrícola es ahora una política de estado”, agregó Levitus.

Se puede acceder al trabajo completo del Dr. Trigo en: www.argenbio.org

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *