6 de enero de 2010 08:02 AM
Imprimir

El trigo pone en jaque a toda la región

Estalló el problema del cierre de exportaciones. La Rural Rosario y una verdad de perogrullo: "el Gobierno quiere sojizar por problemas de caja". FAA pide paro ya.

Mientras la Mesa de Enlace del campo reunía a Federación Agraria (FAA), Coninagro, Sociedad Rural y Confederaciones Rurales (CRA), en Rosario volvieron a escucharse quejas por la situación de algunos cultivos que si bien representan el porcentaje mínimo de lo que dejan al Estado en retenciones, hacen a la subsistencia de los productores. Concretamente, la Rural de Rosario advirtió que en el momento de cierre de la cosecha gruesa de trigo y maíz, la incertidumbre será tal que se profundizará la concentración del cultivo de soja. Por su parte, pequeños productores agremiados en Federación Agraria plantearon corte de comercialización “extendido y contundente” con algunas muestras esta misma semana.El presidente de la Rural de Rosario, Luis María San Román, dijo a ON24 que “como entidad representativa del sector agropecuario debemos alertar sobre nuestra preocupación a que este panorama nada alentador que presenta el mercado del trigo, con un precio deprimido y sin compradores, se haga extensivo a la cosecha de maíz que en breve comenzará”. Para el dirigente agrario, si no se toman medidas como abrir totalmente las exportaciones de trigo (promesa que el Gobierno extendió pero no efectivizó), el “deteriorado presente” del cultivo ­se desplazará a la campaña de maíz. En la entidad piensan que hasta hoy, las propuestas de financiación para retener el trigo son onerosas para el sector, el país no cumple los compromisos asumidos con el MERCOSUR (mientras países como Brasil o Uruguay están restringiendo la compra de “harina subsidiada argentina”), y la capacidad instalada de acopio colapsará conforme vayan llegando las cosechas gruesas de otros cultivos. No habrá dónde poner el trigo si llega la del maíz y lo mismo sucederá si llega la de la soja.Pensado en términos estacionales, todo este problema tiene una raíz: no hay precio para el trigo. Es decir, lo hay (de acuerdo a criterios fijados en la cartera de Agricultura), pero el valor cercano a los $630 pesos (sin fletes), es totalmente ficticio. “El principal problema, no hay precios. Los molinos harineros se encuentran sin apuro de comprar, ni siquiera de acopiar”, razonó San Román. “Esto afectará a los transportistas al alterar la normal logística post cosecha”, ejemplificó.”Se calcula que la cosecha de trigo será de 8, 5 millones de toneladas. El gobierno quiere que 5 millones vayan a parar al mercado interno. Si lo que hace falta es pan, nosotros decimos que con 2,5 millones de toneladas alcanza, lo que pasa es que se subsidia la producción de otros derivados de la harina. En síntesis, terminamos pagando las medialunas de Puerto Madero. No tiene sentido”, consideró el dirigente de la Rural.A este presente minado de dificultades se agrega otro problema: las lluvias. “Es muy riesgoso conservar granos en almacenajes alternativos en períodos de alta humedad, hay imposibilidad de los productores de contar con recursos y esto impedirá afrontar pagos de deudas acordadas para esta fecha. Una grave amenaza para la cadena de pagos y para la siembra de soja de 2º”, fueron algunos de los considerandos de un documento enviado ayer.Para San Román, la simplicidad de estas conclusiones ya hacen el tema más que obvio. “La complicación del cierre de exportaciones de trigo hacen que el productor tema no tener un buen precio. Eso no ayuda, la campaña empezará en mayo y con este panorama, el productor no se verá tentado a volcarse al trigo. Después se nos acusa de sojizar”, afirmó. “En la ultima campaña, el 93% retenciones es por ventas de soja y el valor del derecho de exportación por el maíz y trigo representan el 7%. Lo que está claro es que el Gobierno necesita la soja por temas de caja”, concluyó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *