1 de diciembre de 2011 15:50 PM
Imprimir

Unos 80 mil peones rurales se quedarían sin cobertura médica

El secretario de la Asociación de Clínicas de Interior, Dr. Alberto Cristian Velázquez, en diálogo con El Tribuno, aseguró que “a partir de hoy quedará restringida solo a emergencias la prestación a los peones rurales agrupados en la obra social Osprera”.

Cabe destacar que los afiliados de Osprera son unos 80 mil en los departamentos de Anta, San Martín, Orán, General Gemes y Metán.

El profesional explicó que el motivo de esta medida es porque “aún no se llegó a un acuerdo sobre el pedido de actualización que hicieron, en aproximadamente un 25 por ciento, en los haberes prestacionales, a Noa Salud, la intermediaria jujeña del grupo Quintar, que administra los fondos de Osprera”.

Agregó que “considero que nuestro reclamo es justo porque es insostenible el aumento de los costos disparados por la inflación; además, agregó, Osprera ya les está descontando a los peones rurales sobre el 25 por ciento de aumento homologado por el Gobierno nacional”.

Velásquez expresó que “sufrimos un boicot permanente por parte de un empresario jujeño y la alternativa sería que Osprera realizara un convenio de atención directo con quienes efectivamente damos las prestaciones. De esa manera se evitarían los intermediarios, que son los responsables de la sustracción al sistema de una rentabilidad desconocida para nosotros, que ocasiona a su vez que el aporte que los afiliados destinan a su salud nunca alcance”.

Desde AcidSalt adelantaron también que mañana a las 16, en la sede de la Asociación ubicada en Pje Mollinedo 335, se realizará una importante reunión entre las partes para tratar de destrabar el conflicto, pero si no se llega a un acuerdo, se cortará totalmente la prestación a los peones rurales del interior de la provincia.

Cabe destacar que el pasado 20 de noviembre, y ante la falta de respuestas a su reclamo, la AcidSalt había enviado una carta documento al titular de Noa Salud, Guillermo Quintar, en la que lo intimaba a regularizar la situación, que considera “insostenible por el aumento de costos disparados por la inflación”.

Pero Quintar replicó diciendo que entiende que se está cumpliendo normalmente con el convenio respectivo.

Por otra parte, los afiliados de Osprera se mostraron preocupados ante la profundización del conflicto que enfrenta a AcidSalt con Noa Salud. Temen que pueda derivar en un corte total de la atención en clínicas del interior de la provincia.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *