2 de diciembre de 2011 00:34 AM
Imprimir

La crisis impide que la carne de porcino se encarezca al ritmo del cereal

ESPAÑA : A la crisis se añade también la caída del consumo interno, según un experto.

El mercado no ha podido asumir un encarecimiento de la carne de porcino proporcional a la subida de precio del 24 % que ha experimentado el cereal los últimos cinco años, básicamente por la crisis y la caída del consumo interno. Así lo ha explicado hoy el consultor Josep Font en el marco del foro económico del porcino Lleidaporc, en el que ha atribuido el encarecimiento del cereal a su vinculación con el mundo de la producción energética y el petróleo, lo que a su vez ha comportado un incremento del coste del pienso y de la producción del cerdo.

El analista de SIP Consultors ha señalado que este proceso ha coincidido con la crisis económica y que ello ha tenido repercusiones sociales y financieras, ya que por un lado el mercado no ha podido asumir una subida del precio de la carne proporcional al encarecimiento de los costes y, por el otro, las empresas han tenido problemas para hallar liquidez para hacer frente a las inversiones necesarias. Sin embargo, Font se ha mostrado optimista de cara al futuro y ha dicho que el precio de la carne se puede ir recuperando. “Estamos a la espera de que este sobrecoste se traslade a la parte de la carne pero hay dificultades sociales que impiden el encarecimiento al final de la cadena”, ha apuntado. El analista ha matizado que, sin embargo, por ahora esta situación no ha provocado el cierre de explotaciones sino una reestructuración del sector. “Ha habido algún cierre pero no es muy importante, lo que ocurre es que el número de empresas se está reduciendo, los productores más pequeños o menos competitivos, con más problemas a nivel financiero, disminuyen y las explotaciones siguen en marcha porque otras empresas las han cogido”, ha dicho. Asimismo, Font ha asegurado que la productividad de las explotaciones ha mejorado y que con menos reproductoras se está consiguiendo el mismo número de lechones. Font también ha destacado la evolución positiva de las exportaciones, que en los últimos dos años han pasado de suponer un 36 a un 40 % de la producción. A parte de aumentar el volumen de exportación, también se ha ampliado el número de países a los que se vende, que hasta ahora eran los de la Europa de los 27, con China y el sudeste asiático. “Soy optimista, a pesar de que hemos pasado cinco años muy complicados. Pienso que tanto a nivel de producción como de empresas cárnicas en Cataluña y España se ha hecho una mejora importante de eficiencia y competitividad”, ha afirmado. Entre los puntos a mejorar, ha señalado la dependencia de la importación en el campo de las materias primas básicas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *