2 de diciembre de 2011 13:27 PM
Imprimir

Polémica en Estados Unidos por ley que autoriza comer carne de caballo

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, promulgó una ley que permitiría que miles de caballos, considerados un tesoro nacional, sean sacrificados en mataderos del país para el consumo de su carne, una idea que ha causado "indigestión" entre los defensores de animales.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, promulgó una ley que permitiría que miles de caballos, considerados un tesoro nacional, sean sacrificados en mataderos del país para el consumo de su carne, una idea que ha causado “indigestión” entre los defensores de animales.
abre comillasPara la OMS, el riesgo de contraer melanoma cutáneo aumenta un 75 por ciento cuando el uso de camas y lámparas solares comienza antes de los 30 añoscierra comillas

En una ley para costear el funcionamiento de las agencias del Gobierno que Obama firmó el pasado día 18, se incluye una cláusula que permite destinar dinero a la inspección de carne de caballo. Esa cláusula, que ha suscitado la repulsa de los defensores de animales en todo Estados Unidos, permitiría la reapertura de mataderos de caballos para consumo humano de esta carne en los próximos meses.

Ahora, varias entidades han salido en tropel a denunciar la medida por considerar que la “matanza” de caballos constituye un trato “cruel” e “inhumano”.

Cada año, alrededor de 140.000 caballos estadounidenses se envían a mataderos en Canadá y México, a veces en condiciones que no cumplen con las normas veterinarias del Departamento de Agricultura, según los activistas.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) ha prometido que, de abrirse uno de estos mataderos en este país, hará cumplir las leyes federales que rigen ese negocio. Pero aun así, algunas organizaciones mantienen su escepticismo al respecto.

Se calcula que la población equina en Estados Unidos oscila entre siete y nueve millones, con una edad promedio de 10,4 años. En 2005, cerca de 90.000 caballos fueron enviados a mataderos y preparados para el consumo en el extranjero.

UN “MANJAR” RESISTIDO

La carne de caballo es considerada un manjar en algunas partes de Europa y Asia. Entre los principales países consumidores figuran Francia, Italia, Bélgica y Japón.

En Estados Unidos, sin embargo, el consumo de carne de un animal íntimamente ligado a la forja del Viejo Oeste es un tema tabú -solo se usan en deportes o como mascotas- y, según los activistas, no habría campaña publicitaria capaz de estimular el apetito por su consumo entre los estadounidenses.

Para la mayoría de los estadounidenses, ávidos de historias con un final feliz, el lugar de estos equinos está en los campos y praderas, y no en una mesa bien puesta.

“La gente tiene que saber que esta carne no es segura -dijo la activista Diana Pikulski, directora de una Fundación que ofrece programas de acogida para los caballos- además el número de puestos de trabajo que crearía la reapertura de mataderos es insignificante, y puedo asegurar que la opinión pública seguirá en contra”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *