3 de diciembre de 2011 09:43 AM
Imprimir

La importancia de la mirada regional

Desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) trabajamos activamente desde hace 14 años dentro de la Federación de Asociaciones Rurales del Mercosur (Farm), elaborando propuestas de políticas públicas referidas al sector agropecuario.

Desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) trabajamos activamente desde hace 14 años dentro de la Federación de Asociaciones Rurales del Mercosur (Farm), elaborando propuestas de políticas públicas referidas al sector agropecuario. Esta actividad institucional nos demanda continuidad y una elevada comunicación e interacción entre las diferentes instituciones gremiales agropecuarias que integramos la Farm.

Existe una interesante experiencia de diálogo regional entre el sector público y privado agropecuario, que se instrumenta a través de la participación de la Farm en las reuniones del Consejo Agropecuario de Sur (CAS), que congrega a los ministros del Cono Sur.

Como resultado de la última reunión de la Farm, celebrada en Brasilia, en Brasil, los días 22 y 23 de noviembre, y de la que participé como presidente de CRA, se elaboró un documento presentado al CAS, en el que planteamos nuestra preocupación sobre el brote de fiebre aftosa desatado en Paraguay y que trae consigo una importante pérdida socio-económica para nuestros países, altamente dependientes de la producción agropecuaria. Desde ya que continuamos poniendo a disposición de las autoridades sanitarias toda la colaboración necesaria para coordinar las acciones entre los sectores oficiales y privados en el combate de esta enfermedad.

Otros de los temas tratados fueron los aspectos comerciales entre el Mercosur y la Unión Europea, en lo que vemos un lento avance en la agenda de negociación y el aplazamiento continuo en la presentación de las correspondientes ofertas de productos que ponen libre comercio entre los ambos bloques.

En lo que hace a las negociaciones multilaterales de la Organización Mundial de Comercio-Ronda de Doha, el documento declara una profunda decepción por la falta de progreso a 10 años de su inicio. Esta situación queda reflejada en la baja expectativa que presenta la próxima reunión ministerial en Ginebra, Suiza, en diciembre próximo. Por eso, solicitamos a las autoridades el máximo empeño para impulsar la culminación de la negociación en el marco del mandato de Doha.

Nos preocupa la crisis internacional, teniendo en cuenta la desaceleración de la economía mundial y los riesgos que implica para el agro. Por ello, solicitamos reglas claras y predecibles, políticas anticíclicas y el no gravamen al sector agropecuario con impuestos distorsivos.

Otro aspecto de interés es la legislación sobre la propiedad de la tierra y la seguridad jurídica, sabiendo que son piedras angulares para el desarrollo sustentable. Es central que los Estados definan una estrategia de atracción de inversión hacia el sector agropecuario, estableciendo marcos normativos que incentiven la inversión privada, sea en tierras, recursos humanos o en infraestructura; que potencien la producción y el empleo, y protejan el medio ambiente. Las inversiones en tierras deben fortalecer la seguridad alimentaria de los países y potenciar la exportación.

Como conclusión también quedó expuesto que la agenda de temas de los ministros fue, en términos generales, coincidente con nuestros puntos, lo que demuestra compatibilidad en los ejes que preocupan y la posibilidad de diálogo.

Desde CRA creemos que esta experiencia de relacionamiento entre el sector privado y público a nivel regional debería ser imitada en nuestro país permitiendo un diálogo más intenso para formular políticas que expresen todo el potencial que tiene el sector agropecuario argentino.

Rubén Ferrero 

El autor es presidente de CRA

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *