3 de diciembre de 2011 20:25 PM
Imprimir

Morgan Stanley anticipa cautela agrícola 2012 pero bueno para vacunos y el oro a US$ 2.200

La incertidumbre seguirá sobrevolando los mercados durante 2012, sin poder descartar aún por completo un escenario de recesión. En ese contexto, los analistas de commodities de Morgan Stanley advierten sobre la necesidad de una mayor cautela hacia las materias primas más sensibles al ciclo económico: agrícolas, petróleo y metales básicos.

Días atrás, un informe de la consultora Ecolatina mencionó que “las ventas externas de los complejos de cereales y oleaginosas representaron 35% del total entre 2007 y 2011, por encima de la contribución de 2003-2006 (31%) y 2000-2002 (30%)”, y ese quinquenal “shock de precios” , evitó un mayor deterioro del superávit comercial.

 
Sin embargo, destacó que las cotizaciones de commodities sufrieron un “importante recorte” producto de las turbulencias derivadas de la crisis internacional: los precios del maíz cayeron -24%, el trigo -35% y la soja -26%, respectivamente, con respecto a los máximos alcanzados en el año.

“Dado que no se espera que los precios registren una caída mucho mayor -por el elevado crecimiento de China y la mayor liquidez internacional- ni un fuerte repunte en 2012, el desempeño del comercio exterior se regirá más por la dinámica de las cantidades”, fue la conclusión.
 
Ahora se conoce el informe del banco de inversión Morgan Stanley: Las commodities muestran un potencial limitado de crecimiento para 2012 en la medida en que la economía global se ralentiza y la aversión al riesgo impulsa al dólar.
 
Morgan Stanley afirma que la solución a la crisis de deuda de Europa se resiste mientras los indicadores dan señales de contracción y el endeudamiento y la austeridad fiscal puede debilitar aún más el crecimiento, explican los analistas de la entidad.
 
Según Bloomberg, las commodities se enfrentan a su peor trimestre desde 2008 por el miedo al contagio de la crisis de deuda y 18 de 24 commodities del S&P GSCI cayeron en noviembre.
 
“Debido al escenario de poco crecimiento, no sentimos que sea prudente estar largos (N. de la R.: con posiciones a largo plazo en el mercado a futuro) indiscriminadamente en el mercado de materias primas”, resalta Morgan Stanley en su informe.
 
Sus preferencias, por tanto, se centran en commodities menos sensibles al ciclo económico y con un perfil más ‘defensivo’. Entre ellas destaca el oro, la plata y el ganado.
 
O sea que los vacunos resultan una opción… ¡¡pero la Argentina ya no tiene ganados de exportación!! En todo caso será una opción en Uruguay.
 
El perfil de refugio del oro, y en menor medida de la plata, creará una demanda de inversión significativa en estos dos metales preciosos en medio de un clima de aversión al riesgo.
 
Más novedosa resulta la inclusión del ganado entre las apuestas de Morgan Stanley para 2012. 
 
El banco de inversión sostiene que el ganado también ha ofrecido gran resistencia a las caídas en periodos anteriores de recesión, al tiempo que recuerda que los cereales también tienden a registrar un comportamiento más firme que otras materias primas más sensibles al ciclo económico.
 
De esta manera, JPMorgan ha recortado sus recomendaciones sobre commodities hasta infraponderar, mientras que Goldman Sachs ha rebajado sus previsiones de ganancias para los próximos 12 meses del 20% al 15%.
 
No obstante, Morgan Stanley ha reiterado sus posiciones para el oro en el pico más alto en tanto que los inversores andan a la caza de valor y protegerse frente al riesgo de un enfriamiento, incluso una recesión, en Europa y USA.
 
El banco espera que la onza alcance los US$ 2.200 el año que viene. En estos momentos, el precio spot, que marcó máximos históricos el 06/09/2011 en los US$ 1.921, se negocia en la barrera de los US$ 1.700  tras la fuerte corrección de octubre.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *