4 de diciembre de 2011 22:15 PM
Imprimir

“Se tardará entre 6 y 10 años recuperar el stock ganadero”

Así lo indicó el presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (IPCVA), Gonzalo Álvarez Maldonado, en una entrevista que concedió a La Política Online en Esquel. Con un tono más bien conciliador, el dirigente rural asegura que “tenemos que pasar de la disidencia a la coincidencia”. Sus perspectivas a futuro para el sector.

Con un tono más bien conciliador, el actual presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), Gonzalo Álvarez Maldonado, cerró su primer año de gestión al frente de la entidad con un discurso alentador de cara al futro de la ganadería nacional.

En el marco de un Seminario organizado por el IPCVA en Esquel, Álvarez Maldonado concedió una entrevista a La Política Online en la que asegura: “Tenemos que pasar de la disidencia a la coincidencia”. Es que para el hombre proveniente de Coninagro es fundamental la realización de un acuerdo público/privado para poder sacar a la actividad adelante luego de la feroz liquidación de rodeos registrada durante el período 2006/2009 (cuando se perdieron unas 12 millones de cabezas).

Oriundo de la localidad entrerriana de General Ramírez (donde tiene un campo que destina a la producción de ganado), el presidente del IPCVA tampoco olvida los reclamos de previsibilidad necesarios para los productores que invierten en la actividad. “Es necesario que el productor sepa que lo que está invirtiendo hoy en genética, pasturas y buena sanidad, de una rentabilidad suficiente en el futuro”, afirma.

-¿Qué perspectivas tiene para los próximos años en el sector ganadero?

-Las perspectivas desde el punto de vista internacional son más que espectaculares. Hay una alta demanda de alimentos pese a la crisis internacional que atraviesa el mundo. Hay precios muy interesantes. En las últimas ferias internacionales que estuvimos notamos que la demanda por la carne argentina es muy alta.

-¿Cuáles son las necesidades principales de los productores?

-Necesitamos políticas activas en toda la cadena de ganados y carnes. En estas políticas indudablemente vamos a tener disidencias, pero tenemos la obligación de coincidir. Y fundamentalmente necesitamos la participación del Estado. No hablo de gobiernos, porque la productividad ganadera, para recomponer el stock de 12 millones de cabezas perdidas, nos va a llevar entre 6 y 10 años. En este marco, tenemos que trabajar con sustentabilidad y previsibilidad en el tiempo. También necesitamos financiamiento a tasas razonables, una reforma tributaria que beneficie al productor y fundamentalmente la unión de la cadena de valor de la carne.

-¿Cómo ve los precios de la carne?

-Hace un par de semanas acompañamos a la industria frigorífica a una gira por Alemania en donde advertimos la demanda tanto de los propios europeos como de los asiáticos. Un precio de 19.500 dólares la tonelada de Hilton es espectacular, histórico. Esto hace lo que está deseando la carne argentina.

-En cuanto a las exportaciones, ¿qué política es necesaria?

-Actualmente el 90 por ciento de la carne que producimos la consumimos en la Argentina y el 10 por ciento lo exportamos. Sabemos que hay que pensar primero en la mesa de los argentinos para que esté servida. Pero luego con los excedentes exportables hay que generar recursos económicos; no por un bienestar económico del sector, sino de toda la sociedad argentina.

-¿Es posible llevar a la práctica todo lo enunciado anteriormente con el actual Gobierno nacional?

-Creo que de las disidencias tenemos que ir a las coincidencias. El IPCVA es una herramienta importante de la cadena en donde se abre un espacio para dialogar. Por ahí no coincidamos, pero hay que demostrar que estamos produciendo como primer eslabón y que no interesan las crisis sociales y económicas que hayamos tenido; siempre se salió con el sector agropecuario y la ganadería está ahí adentro. Hay que poner énfasis en que la productividad va a traer bienestar social.

-A propósito que nos encontramos en Esquel, ¿cómo ve la producción ganadera en la región patagónica?

-Si bien el número de cabezas en la Patagonia no es importante a nivel nacional, es muy importante el crecimiento que ha registrado la actividad en esta zona. La ganadería año a año va a aumentando su participación en la economía de la región y esto es muy favorable.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *