5 de diciembre de 2011 10:20 AM
Imprimir

Rusia busca pagar menos por la carne

URUGUAY : Presiona precios para cubrirse de la suba del dólar.

Los importadores rusos siguen ofertando precios menores y mantienen la pulseada con los exportadores. “Rusia está pretendiendo pagar un valor muy bajo, porque el dólar está subiendo y los importadores están con el grito en el cielo. No hay un valor que cierre con Uruguay y todos especulan”, aseguró a El País Samy Ragi, principal de Mirasco Internacional, empresa exportadora de carnes y otros alimentos que trabaja habitualmente con el mercado ruso.

La cuota anual ya caducó y para la nueva, los exportadores uruguayos recién pueden embarcar a mediados de mes. Hoy los exportadores uruguayos y los importadores rusos están en el medio de una puja de precios, porque saben que no hay cuota y además, no hay carne. Es que Uruguay cerrará con la faena más baja de los últimos años. Con la escasez de ganado se este año se faenarán alrededor de 2.200.000 reses bovinas.

Según explicó Ragi, la cuota nueva (año 2012) recién se conocerá después del próximo 10 de enero.

En 2011, los países que conforman la Federación Rusa lograron mantenerse como los principales mercados para las carnes bovinas uruguayas y las menudencias.

Según los datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC), hasta el pasado 26 de noviembre se colocaron en este destino 103.425 toneladas peso carcasa, cuando a igual fecha, pero un año antes, se habían exportado 107.896 toneladas/carcasa.

Pero más allá de los cortes bovinos -este mercado lleva un juego de cortes del delantero que se conoce como chuck & blade-, es un fuerte importador de menudencias. A lo largo del año compró lenguas bovinas e hígados, pagando por ellos valores firmes. Las lenguas llegaron a valer entre US$ 5.600 y US$ 5.700 la tonelada, pero también se valorizaron mucho los hígados bovinos.

MERCADO HALAL. Por otra parte, el operador valoró la posibilidad de que el Centro de Divulgación del Islam para América Latina (Cedial), organismo con sede en Brasil, comience a certificar las faenas Halal. Uruguay sufrió el problema de que caducó la autorización del rito en varios centros islámicos que no estaban habilitados para terceros países. Según explicó a El País el operador, el único centro islámico que está habilitado hoy para certificar Halal, “es el Centro Islámico Egipcio que tiene el aval de la máxima autoridad del Islam. El problema es que no está habilitado para Arabia Saudita y el Golfo Pérsico. Es aceptado para certificar Halal para todo Medio Oriente, menos para esos mercados”.

La solución de este problema le permitirá a los frigoríficos uruguayos llegar mercados como Malasia y otros nichos que suman valor, pero que requieren controles estrictos sobre los alimentos que compran y faena ritual. “La nueva certificadora ayudará bastante. El Cedial es la certificadora más importante que tiene Brasil y cuenta con un gran respeto”, dijo Ragi.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *