5 de diciembre de 2011 10:50 AM
Imprimir

Las exportaciones a Asia Pacífico crecen y ya superan los US$ 1.000

URUGUAY : Mercado. Empresas de varios rubros buscarán aumentar su presencia allí.

Las miradas del mundo se están volviendo cada vez más hacia una región prometedora donde varias empresas uruguayas ya tienen abiertos mercados y el desafío de ampliarlos los próximos años: Asia Pacífico.

Estados Unidos, que para resurgir de las cenizas de la crisis global busca impulsar el “made in USA”, ve su futuro allí. “No hay mercado más importante para nuestro futuro económico”, dijo dos semanas atrás su presidente, Barack Obama, en una visita a esa región.

¿Y qué pasa con Uruguay? Las exportaciones con ese destino sumaron US$ 1.244 millones en enero-noviembre, lo que supone un incremento de 45% frente a igual período de 2010, según datos de Uruguay XXI. Solo a China, las ventas aumentaron un 85% y pasaron a sumar US$ 637 millones en 11 meses. Ese país se convirtió en el principal socio comercial de Uruguay después de Brasil.

Las razones para exportar a esta zona del mundo son coyunturales y estructurales. Las primeras se originan en que los países desarrollados están golpeados por la crisis global, por lo que no serán los principales demandantes. “Aun cuando se recomponga el mundo occidental, estas economías van a ser muy importantes para el desarrollo del comercio, porque crecerá su población y su ingreso per cápita. Son países que están creciendo a tasas altas y sostenidas”, dijo a El País el director ejecutivo del instituto de promoción de exportaciones e inversiones Uruguay XXI, Roberto Villamil.

Los principales productos que se colocaron este año en ese mercado fueron granos, carne, lana, cueros, madera y lácteos (ver aparte). Uno de las principales exportadores es Conaprole. Si bien Asia no se lleva “el volumen más trascendente” de sus ventas, el gerente general, Ruben Núñez, lo considera “un mercado relevante”, ya que la producción de lácteos va a crecer a tasas más altas que la economía de otros destinos de exportación de la empresa, como Brasil, Cuba y México.

La marca ya se consagró en algunos mercados asiáticos, como el ruso. “La manteca Conaprole en Rusia es la más requerida por su nivel de calidad”, dijo Núñez a El País. A ese destino, le exportaron US$ 16,9 millones en lácteos en enero-noviembre, según Uruguay XXI. Pero también están abiertos los mercados de Corea del Sur, Filipinas, Malasia, Singapur, Tailandia, Taiwán y Vietnam.

Núñez sostuvo que las políticas públicas deben tener “coherencia”. “Si hubo un impulso a la producción en los últimos lustros, hay que hacer acuerdos comerciales para poder seguir ingresando en nuevos mercados” o, de lo contrario se generará una “pérdida de competitividad”, dijo. Explicó que en cinco años los volúmenes exportables crecerán pero que otros países como Nueva Zelanda tienen ventajas arancelarias, por lo que para igualar un precio de la leche en polvo neozelandesa habrá que vender 7% más barato.

San Jacinto es otro de los exportadores a Asia Pacífico. El frigorífico es el principal vendedor a Rusia, donde en enero-noviembre colocó cortes por US$ 32,2 millones. A ese destino se suma Hong Kong, adonde exportan US$ 4,1 millones, sobre todo menudencias.

Su gerenta de ventas, Inés Horta, dijo a El País que estos destinos comenzaron a cobrar más importancia hace unos cinco años, “cuando Estados Unidos empezó a tener menos preponderancia”. “Hoy por hoy son los mejores destinos en cuanto a precios. Sin duda es muy interesante tener una diversificación de mercado”, agregó. El frigorífico está “a la expectativa” de que prosperen las gestiones del gobierno para abrir el mercado coreano.

Otra exportadora que trabaja con esta región es Werba, una empresa recicladora de metales no ferrosos (chatarra).

Su director general, Gabriel Werba, dijo a El País que hace 15 años que venden a Asia Pacífico todo tipo de metales (aluminio, plomo, cinc, bronce, latón y otras aleaciones). Para su empresa, esa región es su principal mercado. A su entender, no existen impedimentos para seguir expandiendo el flujo, aunque “incide mucho el flete” y “los costos portuarios”.

Los granos son otro de los fuertes en las exportaciones uruguayas a Asia. Barraca Erro vende a esa región desde 1995. A partir de que China abrió el mercado de soja para Uruguay unos cinco años atrás, la intensidad del flujo comercial creció. Además de soja, exportan maíz.

A China le vendieron granos por US$ 17,1 millones en 11 meses del año y colocaron otros US$ 8,2 millones en Indonesia, Japón, Singapur y Vietnam, según los datos de Uruguay XXI.

De hecho, más del 60% de lo que exportan va a ese destino, informó Jorge Erro, director de la empresa. “Todo el sureste asiático es un destino estratégico para la exportación de granos de Uruguay”. El destino está ahí. Si tenemos que pensar en los próximos años, la gran demanda va a estar en esos países”, dijo a El País.

Erro agregó que el norte de África también es considerado un destino a atender. De hecho, sostuvo que siempre “es sano” tener más opciones, ya que cuantas más se tenga, mayor es la fortaleza del sector. No obstante, para seguir aumentando los volúmenes de exportación, dijo que “se precisa ir adecuando la logística portuaria en calado y en infraestructura”.

PERSPECTIVAS. Villamil, de Uruguay XXI, sostuvo que los sectores con mayor potencialidad para exportar a Asia Pacífico los próximos años son el alimenticio y el de los servicios.

“Las potencialidades para distintas ramas de actividad manufacturera son elevadas. De hecho, hay empresas que se están instalando en Uruguay para producir, como las industrias autopartistas, del plástico, textiles y alimenticia. Oportunidades hay”, resaltó Villamil.

También se mostró optimista ante la posibilidad de que el Mercosur tenga “voluntad” para firmar un acuerdo comercial con esta región, a pesar de que Argentina y Brasil han impuesto recientemente barreras al ingreso de productos chinos. Añadió que un acuerdo de este tipo no causará “daños” al mercado interno por la competencia de productos asiáticos.

Principales BIENES de exportación, SEGÚN DATOS DE URUGUAY XXI

Fuerte aumento en ventas de soja

EL 95% INGRESÓ A CHINA

Las exportaciones uruguayas de habas de soja a Asia Pacífico fueron en los primeros 11 meses del año por US$ 366,9 millones, 146% más que un año atrás. El 95% tuvo como destino China y el resto ingresó a Rusia, Indonesia, Japón, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Flujo importante de carne roja

EL 81% TIENE A RUSIA COMO DESTINO

A Asia Pacífico se vendieron US$ 355 millones de carne roja en enero-noviembre, un 18,2% más que en igual lapso de 2010. El 81,3% ingresó al mercado ruso. Todo eso sin contar las tripas y otros despojos comestibles de animales, que tienen como principal destino a Hong Kong.

Gran demanda china de lana

TAMBIÉN INDIA ES CLIENTE RELEVANTE

Las ventas de lana a Asia Pacífico sumaron US$ 110 millones en 11 meses del año, con un alza interanual de 8,7%. Después de la soja, es el principal bien que compró China a Uruguay (por US$ 87 millones). Otros clientes son India (US$ 13 millones), Japón, Corea del Sur, Tailandia e Indonesia.

Venta de cueros en ascenso

SE COLOCAN TANTO EN BRUTO COMO CURTIDOS

Hasta noviembre, este año se vendieron cueros y pieles en bruto y curtidos por US$ 81,9 millones a Asia Pacífico. Los principales compradores fueron Tailandia, (46,3% del total) y China (28,8%). También fueron clientes relevantes Corea del Sur, Hong Kong, India y Taiwán.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *