7 de enero de 2010 07:33 AM
Imprimir

Los Kirchner gobiernan como si fueran patrones de estancia

El diputado Tunessi criticó duramente la intromisión del Poder Ejecutivo en el Banco Central y reafirmó la importancia de una sesión extraordinaria para tratar el tema

El diputado nacional de UCR Juan Pedro Tunessi, integrante de la Comisión Bicameral encargada de evaluar los DNU, sostuvo que el pedido de renuncia de Martín Redrado “es un atropello institucional del matrimonio Kirchner, que gobiernan el país como si fueran patrones de estancia”.

“El kirchnerismo, cuando no se le es sumiso, arrasa con las instituciones y con las personas; ahora es el turno de Redrado, otrora sumiso funcionario del matrimonio presidencial”, aseveró el diputado

“El matrimonio presidencial gobierna a los empujones, ya no le alcanza con los atropellos en el Consejo de la Magistratura, en el INDEC, en la ONCCA, ahora van por el Banco Central de la República Argentina, como si fueran el dueño y patrón de la Argentina”, agregó.

En este sentido, Tunessi recordó que el nombramiento y remoción del titular de BCRA debe hacerse con acuerdo del Senado de la Nación y afirmó que “es una atropello institucional muy grave el pedido de renuncia al Presidente del Banco Central, porque el organismo monetario no tiene por qué recibir instrucciones por parte del Poder Ejecutivo Nacional, y además todos sabemos que el DNU que establece la creación del Fondo del Bicentenario con reservas, es inconstitucional”.

“Como integrante de la Comisión Bicameral encargada de evaluar la constitucionalidad de los DNU -dijo el legislador- considero que la Presidenta no tiene facultades para fijar la política monetaria del país, función que está delegada por la Carta Orgánica del Banco Central a la propia autoridad monetaria”.

Respecto a la creación del Fondo del Bicentenario, Tunessi sostuvo que desde la comisión que integra exigen “que se aclare cuál es el verdadero nivel de reservas, ya que no solo las actuales respaldan el pasivo del circulante, sino otros pasivos como letras del tesoro, que no son activos líquidos, sino papeles que el Gobierno deja en el Banco a cambio de anticipos al Tesoro. Hoy el nivel de reservas es una entelequia, un dibujo hecho por el Gobierno”.

Asimismo afirmó que “los países serios respetan la independencia de su Banco Central y no manosean el tema de las reservas, con criterios de discrecionalidad. Ahora nunca sabremos cuantas son las reservas de libre disponibilidad, ya que el DNU que crea el fondo del Bicentenario es solo el comienzo y crea un peligroso precedente para gastar con toda discrecionalidad el patrimonio común de los Argentinos.”

Con el mismo tono crítico consideró que “no hay nada más de derecha que pagar al contado y por anticipado a los acreedores externos con los recursos de todos” y agregó: “no se usan reservas para estimular el crédito, o auxiliar a la producción o asistir a los sectores de menores recursos, sino para pagar la deuda externa”.

Por último, el diputado reafirmó su postura y aseguró que “es necesario la urgente convocatoria a una sesión especial para conocer los dictámenes de la Bicameral respecto del Bicentenario. Es inadmisible que el Gobierno no convoque a sesión del Congreso para lograr una aprobación legal de la refinanciación”.

De esta manera, concluyó resumiendo que la situación actual “no sólo viola la Constitución y soslaya el Congreso, sino que ahora ha hecho trisas la autonomía del Banco Central, con grave daño a la seguridad y a la posibilidad de obtener inversiones extranjeras, en un momento muy propicio del mercado financiero internacional”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *