6 de diciembre de 2011 11:13 AM
Imprimir

Improvac se ha administrado ya a 1.000.000 de cerdos en toda Europa

La satisfacción del cliente y del consumidor han alcanzado unos niveles históricos para el biológico de Pfizer. La vacuna para reducir el olor sexual se ha aplicado a más de 1 millón de cerdos en Europa, mejorando la rentabilidad y la sostenibilidad para los ganaderos.

Pfizer Salud Animal ha anunciado el 18 de noviembre que más de un millón de cerdos ya habían recibido tratamiento en Europa con su innovadora vacuna porcina para reducir el olor sexual. Este hecho crucial indica que la vacuna es ahora uno de los métodos preferidos tanto para los criadores de cerdos como para los consumidores. Es la única solución lista para usar que equilibra de manera perfecta la sostenibilidad de la producción de cerdos y la satisfacción de los consumidores, manteniendo unos niveles de calidad y seguridad elevados.

Este hecho crucial está impulsado por los recientes resultados de la encuesta que muestran que más del 74% de los consumidores finales de cerdo reconocen los beneficios del método de vacunación para la salud animal y, cuando se les explica el concepto, lo prefieren por encima de la castración física con anestesia.

En la mayoría de países europeos, los lechones macho que se crían para carne se castran físicamente sin anestesia, para garantizar la calidad sensorial de la carne, reducir el olor sexual y controlar el comportamiento y la mortalidad no deseables. Sin embargo, el sector porcino está entrando en una nueva era con la prohibición de la castración física programada para 2018 y es esencial la búsqueda activa de alternativas adecuadas. Las instituciones públicas, incluida la Asociación Europea de la Castración de Cerdos, ya han reconocido el potencial de sólo tres alternativas: la castración física con anestesia y/o analgesia, la vacunación o la producción de cerdos macho sin castrar.

Entre estas alternativas, la vacunación para reducir el olor sexual es la única alternativa segura, eficaz, sostenible y económicamente viable, ya que produce cerdos que cumplen con los más altos niveles de seguridad alimentaria y está en línea con los valores del cliente de protección medioambiental y bienestar animal. Estas son las razones de por qué la vacuna se está convirtiendo rápidamente en el método preferido para todos los interesados como demuestra el hecho de que se han vacunado ya más de 1 millón de cerdos machos en Europa.

Según explica, Wim Van Cotthem, de Pfizer Animal Health, “no hay duda de que el sector ganadero en Europa ha cambiado y es fantástico observar que la preferencia de los consumidores está de acuerdo con el cambio. Los productores buscan soluciones más adaptables e innovadoras para su actividad. En las duras condiciones económicas de mercado de hoy en día, y con unos consumidores más exigentes, los criadores de cerdos buscan soluciones innovadoras para proporcionar animales de calidad superior y además obtener beneficios. Nuestro continuado compromiso con este producto, como una alternativa innovadora a la castración física, significa que los ganaderos pueden obtener un rendimiento de la inversión de más de 8 euros por cerdo, convirtiéndola en la opción más viable y económica en la crianza de cerdos”.

El mercado es el que elige y ha elegido la vacunación 1 millón de veces.

 

Una mejor forma de avanzar
La vacuna de Pfizer para reducir el olor sexual se ha utilizado con éxito en Australia y Nueva Zelanda durante más de 10 años. Debido a su historial de rendimiento probado, esta vacuna obtuvo la licencia para su uso en muchos otros países del mundo. El producto está actualmente autorizado en 62 países; el lanzamiento más reciente se ha producido en Canadá y EE. UU., seguido de Ucrania y Serbia en Europa.

Al compararla con la castración física, también se demostró en más de 15 estudios, que la vacunación reduce la mortalidad predestete en un 1,5%, lo que refleja un avance real en el bienestar de los cerdos (junto con una reducción del comportamiento agresivo y sexual) y una rentabilidad positiva. A la vez que mejora la rentabilidad y la sostenibilidad de la producción porcina y el bienestar de los cerdos, representa una alternativa a la castración física eficaz y respetuosa con los animales; y ha demostrado no comprometer la calidad de la carne.

Referencias
Can be accessed at: http://www.ema.europa.eu/docs/fr_FR/document_library/EPAR_-_Summary_for_the_public/veterinary/000136/WC500064055.pdf. Last accessed: 19 October 2011
Vanhonacker et al. Consumer response to the possible use of a vaccine method to control boar taint v. physical piglet castration with anaesthesia: a quantitative study in four European countries. Animal (2011), 5: 1107-1118
European Declaration on alternatives to surgical castration of pigs European Partnership on Pig Castration. Brussels 25 February 2011. Can be accessed at: http://ec.europa.eu/food/animal/welfare/seminars/docs/EU_declaration_surgical_castration_pigs_en.pdf. Last accessed 19 October 2011

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *