6 de diciembre de 2011 10:45 AM
Imprimir

Cacao orgánico colocaría a México como mayor productor en América

•Invertirán 400 mdd; plantan un millón de árboles de cacao.

Con la plantación de un millón de árboles de cacao orgánico y una inversión de 100 millones de pesos puso en marcha la primera fase del Proyecto Maya Biosana que convertirá a México en el mayor productor de cacao orgánico del continente americano.

Esto dio a conocer la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) e indicó que este programa constará de cuatro fases y estima sembrar cuatro millones de árboles de cacao orgánico con una inversión total de 400 millones de pesos en la región sur-sureste del país. Cada fase requerirá de 100 millones de pesos en tecnología de riego y se acaba de sembrar el primer árbol en Chetumal, Quintana Roo.

El impulso a este proyecto se dio luego de que la empresa Maya Biosana, promotora del mismo, solicitó el apoyo del Programa Trópico Húmedo (PTH) de la Sagarpa para la producción de planta y el establecimiento de 500 hectáreas correspondientes a la primera etapa.

El modelo de producción será con sistemas de riego, lo que permitirá obtener altos rendimientos, bajos costos de operación y mermas mínimas; se estima un rendimiento de casi 2.5 toneladas por hectárea del grano.

Con la participación del PTH el proyecto de inversión integral tiene como principal objetivo el desarrollo del cultivo de cacao orgánico tipo criollo para la manufactura de chocolates de alta calidad, mediante una planta de transformación establecida dentro de la misma plantación.

Esta superficie representa un modelo de producción sustentable, que incorporará a las comunidades marginadas de la zona, lo que fomenta el desarrollo de la región, reduce los niveles de pobreza y garantiza el abasto del cacao orgánico con la calidad requerida.

Dentro de este esquema de apoyo a las comunidades de la zona, se creará la Fundación Maya Biosana que proporcionará educación y salud a los trabajadores y a sus familias en sus ejidos.

En el proyecto Maya Biosana se dedicaron dos años de investigación física del agua y de la tierra en 25 sitios de Tabasco y Quintana Roo, y fue en un predio a 112 kilómetros de Chetumal donde se encontraron las mejores condiciones para encaminar este programa.

Asimismo, generará un importante número de fuentes de empleo agrícolas. Al terminar la cuarta fase, se estará ocupando a por lo menos dos mil personas; será motor económico para 12 comunidades de la región y proporcionará oportunidades para la creación de nuevos negocios para satisfacer las necesidades de la plantación.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *