7 de diciembre de 2011 10:39 AM
Imprimir

Las ovejas son cuidadas por la raza Maremma

URUGUAY : Son perros cuidadores de ovejas y no de trabajo, que tienen la particularidad de vivir permanentemente con los lanares.

Son de la raza Maremma y actualmente hay 26 perros distribuidos en varios predios de productores para la mejora de seguridad de las majadas, con buenos resultados contra otros perros y los zorros.
En nuestro país, el ingeniero agrónomo Javier Frade, técnico del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) ha trabajado con llamas, y hace tres años el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), comenzó a trabajar con perros de la raza Maremma.
El representante del Movimiento de la Juventud Agraria (MJA), Freddy Martínez, relató desde su experiencia, los buenos resultados logrados y destacó a Conexión Tecnológica de Blasina y Asociados, que lo más importante para el adiestramiento de los perros es la impronta, para que los animales se integren al rebaño y tengan el menor contacto posible con humanos.
Sostuvo que “hoy para comprar 10 a 15 ovejas, el productor puede gastar de U$S 3.000 a U$S 4.000, pero en la noche puede entrar un perro salvaje y matar a todas, por lo que hay que tomar reparos. Una forma es a través de los fondos rotatorios ovinos que aseguran, ante una catástrofe, que no pierda el productor sino todo el sistema”.

Características
El Pastor de Maremma o Maremmano-Abrucense, es una raza de perro boyero originario de Italia central y utilizado durante siglos por los pastores para defender a sus rebaños de los lobos. La raza se emplea aún hoy ampliamente en la región del Abruzzo donde los rebaños de ovejas vitalizan la economía rural y los lobos son predadores protegidos. La raza se asemeja al Perro de montaña de los Pirineos, al Kuvasz de Hungría y al Akbash de Turquía.
Esta antigua raza de perros guardianes de rebaños proviene de los perros de pastor que se utilizan todavía en los Abruzos, donde la crianza de ovejas es próspera aún en nuestros días. También desciende de los perros de pastor que existían antaño en la región de la Maremma toscana y en la región del Lacio. Particularmente desde 1860, la transhumancia de los rebaños de una región a otra ha favorecido el desarrollo de una mezcla natural de estas dos razas primitivas. El pastor de la Maremma y de los Abruzos es un perro de gran tamaño, poderoso, de aspecto rústico y al mismo tiempo majestuoso y de tipo bien acusado. Su apariencia general de proporciones medianas es la de un perro pesado, cuyo cuerpo es más largo que la altura a la cruz. También guarda armonía en cuanto a su formato (correlación normal entre el tamaño y las diferentes partes del cuerpo) y a los perfiles (concordancia entre los perfiles de la cabeza y del cuerpo).
El tamaño de estos animales es de 65 a 73 centímetros en los machos (altura a la cruz). Respecto a su cabeza, en conjunto, es grande y chata, de forma cónica y parecida a la del oso blanco.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *