7 de enero de 2010 07:33 AM
Imprimir

Productores propusieron canjear trigo por deudas

crediticias. Lo hicieron en San Nicolás, luego de partir en caravana desde Pergamino. "Les explicamos a gerentes y funcionarios el problema que existe con el precio del cereal, pedimos hacer frente a los compromisos financieros a través de canje con trigo y dejamos simbólicamente media bolsa con granos", explicó Omar Barchetta, vicepresidente primero de Federación Agraria Argentina.

Una caravana compuesta por unos 250 productores trigueros recorrió ayer las sedes de los Bancos Provincia y Nación, de ARBA, y de la AFIP de las ciudades bonaerenses de Pergamino y San Nicolás, con el objetivo de pagar sus deudas en canje por certificados de depósito de trigo.Así lo confirmó a Noticias Argentinas Omar Barchetta, vicepresidente primero de Federación Agraria Argentina (FAA), quien encabezaba la caravana que partió desde Pergamino para ingresar a San Nicolás pasadas a las 11.30.”Les explicamos a gerentes y funcionarios el problema que existe con el precio del cereal, pedimos hacer frente a los compromisos financieros a través de canje con trigo y dejamos simbólicamente media bolsa con granos”, explicó Barchetta a Noticias Argentinas.
Carlos Antinori, representante de la zona norte bonaerense de Coninagro, explicó que la situación del productor se agravó luego de la sequía, ahora con las frecuentes lluvias e inundaciones.”La falta de precios incide directamente en la próxima campaña porque sumado a los factores climáticos, el productor se considera desalentado para volver a sembrar trigo”, sostuvo a NA.Los dirigentes analizaron que los productores necesitan recibir entre 620 y 610 pesos por tonelada de trigo, que es el precio pleno prometido por el Gobierno a partir del FAS teórico, pero en cambio termina “percibiendo alrededor de 430 a 410 pesos”.”De este modo, los números no cierran”, consignó Antinori al vaticinar una próxima cosecha peor que la actual que es la más baja de los últimos cien años, con unos 7,5 millones de toneladas recolectadas.
La reunión de ayer en las sedes de los organismos contó con la buena predisposición de funcionarios y gerentes e inclusive, según pudo saber NA, en la delegación de la AFIP les desearon “suerte”.Al no existir demanda de trigo con la exportación cerrada (no se entregan los permisos de embarque ROE verdes), muchas cooperativas optaron por negociar el trigo depositado para reducir los débitos de los productores y suspenderles el cobro de intereses.Las cooperativas a su vez se encargan de evaluar la colocación del trigo en algunas molinerías que están abarrotadas de materia prima o a través de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), una exportadora más.El mercado triguero, según explicaron productores en las delegaciones de ARBA, AFIP y los bancos, goza de una “absoluta falta de transparencia”.La propuesta que dejaron los productores ayer consiste en hacer frente a las obligaciones con los organismos recaudadores a través del certificado de depósito 1.116 que garantiza el trigo que posee acopiado el productor.”Todos prometieron estudiar la modalidad y nosotros pensamos en repetir la experiencia en otras ciudades”, coincidió Antinori.
La caravana desandó el camino luego de las 13.30: en su trayecto habían pasado por las poblaciones de General Conesa, Guerrico, Acevedo, General Rojo y Pergamino, entre otras.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *