10 de diciembre de 2011 12:04 PM
Imprimir

Consejos para evitar el ataque de los trips

La plaga amenaza los cultivos de soja.

Con la siembra 2011/2012 ya en su tramo final, los CREA de la zona Mar y Sierra concretaron recientemente una jornada técnica sobre cultivos de cosecha gruesa. En ella, el consultor Roberto Peralta describió las características centrales de los trips, una plaga que amenaza el cultivo de soja.

El orador habló de la detección de trips ( Caliothrips phoseoli Hood ) en los cultivos de soja. Según comentó, “su presencia se incrementó notablemente en el cultivo por el aumento de tratamientos químicos”. Y añadió que el síntoma característico del inicio del ataque “es la aparición de manchas blanquecinas, comúnmente conocidas como «plateado» en las hojas. Luego, estas manchas adquieren un color bronceado, principalmente en el envés del folíolo”.

Según mediciones realizadas en el INTA Oliveros, las pérdidas de rendimiento alcanzaron hasta 596 kilos por hectárea en ensayos que comparaban la producción con control químico y sin él. En estos ensayos fueron necesarias entre cinco y ocho aplicaciones para efectuar un control eficaz. “Las quejas por la baja eficiencia de los tratamientos fueron muy importantes en la Argentina desde principios de la década pasada hasta la campaña 2008/2009, cuando muchos productores debieron abandonar el cultivo por el efecto combinado de la sequía y de los trips”, relató Peralta.

La dificultad para el manejo de esta plaga se encuentra estrechamente asociada con el flujo continuo de adultos inmigrantes con capacidad de mantenerse en el aire por 1200 metros y dispersarse a grandes distancias impulsados por el viento. Los adultos se ubican en las hojas inferiores, permanecen allí durante un tiempo y luego migran a los estratos superiores de las plantas. Una vez conquistada toda el área foliar, migran hacia nuevos lotes con hojas sin daño.

Siempre según el orador, en las hojas donde se ubican los adultos, a los pocos días nacen las ninfas, que generan la mayor población de trips por folíolo y el mayor daño en el cultivo. En este sentido, el avance del adulto desde las hojas inferiores hacia las superiores determinará los picos de trips en el cultivo.

“Por ejemplo, al evaluar los estratos superior e inferior, tendremos dos picos desde el inicio de aparición de los adultos. El primero se producirá por las ninfas nacidas en el estrato inferior, y el segundo, por las ninfas en el estrato superior. Por eso es muy importante efectuar el monitoreo de adultos e identificar su mayor expresión para determinar controles desde los 3 y hasta los 5 días posteriores, buscando optimizar el momento de aplicación sobre la población de mayor número (ninfas), que posee mayor potencial de daño en los folíolos”, dijo Peralta..

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *