8 de enero de 2010 07:38 AM
Imprimir

Uruguay   –     "El ovino defendió el presupuesto de las empresas ganaderas en un año dificil

El año 2009 fue excelente para la producción y economía ovina a pesar de las dificultades climáticas –una de las sequías más importantes de las últimas décadas-- y forrajeras, defendiendo el rubro "el presupuesto de las empresas ganaderas", señaló a EL TELEGRAFO, el doctor Adolfo Casaretto, técnico del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL).

Desde el punto de vista económico se ha recuperado sustancialmente los valores de la lana, con vellones de la raza Ideal y Merilín en U$S 4 y Merino por encima de los U$S 5. Además, la carne ovina ha logrado "valores excepcionales. La carne ovina adulta en niveles superiores a la vaca gorda y la de calidad (cordero pesado) supera en estos últimos meses el precio del novillo".
Fue un año muy bueno desde el punto de vista productivo. "Asistimos a una señalada que será promedio país en el entorno del 80%. Un año muy seco que no tuvo problemas sanitarios y alta producción de lana por cabeza", dijo el profesional.
Pero los cambios en el clima y en especial las sucesivas lluvias también influyen en el sector. "Noviembre, diciembre y estos días de enero son decididamente lluviosos contabilizándose en algunos establecimientos de Paysandú por encima de los 840 milímetros acumulados en este período, lo que notoriamente no es beneficioso para el ovino".
El aspecto sanitario es indudable, pero Casaretto destacó el exceso de pasturas que se produce en estas condiciones climáticas que "también afectan sustancialmente el confort del ovino".
Esto determina que existan potreros en donde "no están ingresando lanares por el exceso de forraje, reforzando el problema de carga ovina". Otro problema "es la semillazón de algunas plantas que generan problemas importantes como es la flechilla, caraguatá y otras malezas gruesas que ocasionan problemas podales".
En cuanto a la forma de disminuir estas complicaciones, el técnico del SUL cita entre algunos aspectos fundamentales, "preparar potreros de campo natural para el ovino con pastoreo de vacunos para no dejar disparar todos los campos". Entiende que "se debe concentrar la atención en algunos potreros e irremediablemente dejar que se disparen de pasto algunos otros; esto, con el objetivo que existan algunos potreros especializados para que el ovino pase mejor".
Se refirió a los potreros con mayor enmalezamiento, pensando en la flechilla, "en donde deberían ubicarse animales adultos y esquilados por último. Las categorías jóvenes –corderos–, que todavía no se han esquilados son las que sienten más esta problemática".
Es fundamental "preparar campos más pelados para el destete de corderos, sin dudas la etapa más crítica de la vida productiva del animal".
Sanidad
Sobre las parasitosis, dijo que en este último mes "asistimos a consultas sobre problemas de parásitos gastrointestinales de lombriz, y además los análisis coprológicos coproparasitarios comienzan a dar cuentas altas, sobre todo en categorías jóvenes".
"Todo lo que produce pasto, produce lombrices", afirma Casaretto, "porque la temperatura y humedad favorable para la producción de pasturas también lo es para la producción de lombrices".
Herramienta importante "es el monitoreo a través de análisis coprológicos coproparasitarios, para no esperar que sucedan los síntomas y finalmente la muerte, siendo la mejor radiografía que podemos hacer de la majada".
Cuando las infestaciones son importantes, el otro aspecto determinante "es la dosificación con antihelmínticos efectivo, para lo cual el productor debe contar con un test de eficacia a través de un lombritest".
En caso de no contar con resultados de lombritest, "es fundamental en estos momentos de alta incidencia verificar la efectividad de la toma a través de un análisis coprológico, entre los 8 a 10 días de suministración de la droga, a efectos de confirmar la eficacia de la misma y no esperar a que se registren sobresaltos por fracaso en la dosificación".
En el combate de las parasitosis gastrointestinales, está la asignación de potreros con menor historia de pastoreo lanar anterior, para las categorías más susceptibles (corderos de destete, borregos y borregas de año).
"La lombriz prevalente es la de cuajo (puede matar agudamente) produciendo anemia marcada, paperas, ojo blanco, signos muy característicos que el productor conoce", dijo el técnico del SUL. Todavía no se observan episodios de saguaypé.
Podales
En cuanto al tema podal, hay muy pocos brotes de pietín en general, "yo diría que casi ninguno en majadas que tienen historia de combate contra esta contagiosa enfermedad".
De todas maneras indicó que en aquellos establecimientos que comiencen a observarse algunos inconvenientes, "tal vez las dos categorías a vigilar más, serían los carneros y los corderos".
En caso de aparecer llagas interdigitales, se deben efectuar "los tradicionales baños podales con sulfato de zinc al 10%, o formol al 5%, lo que puede detener una situación que apunte a un brote epidémico".
Recordó que en el verano –cuando seque un poco–, "es el mejor momento para iniciar los programas de control, revisando pezuña por pezuña y animal por animal, eliminando aquellos animales afectados".
Si bien hay muy poco pietín, es muy común la consulta por otras afeccciones podales, que se presentan asociadas y conjuntamente, que afecta la categoría de borregos y borregas de un año de edad y corderos nacidos en 2008. "Son las denominadas hongos de la zona podal –en la parte vital del pie–; otra lesión se da en la cara posterior de la cuartilla, por debajo de los pies chicos, ambas con mucha tendencia a la bichera y con una solución común que es darle el campo más pelado posible y aplicar pediluvios, en especial con desinfectante iodado a una dilusión de un litro de desinfectante en 250 litros de agua, lo que determinará una respuesta bastante rápida".
Parasitosis
externas
En Paysandú la situación de sarna "está tranquila", aunque no sucede lo mismo en departamentos más al Norte "en donde asistimos a algunos brotes importantes", según el doctor Adolfo Casaretto.
Sí hay una alta prevalencia del piojo ovino en nuestro departamento. "Enero es un muy buen momento para realizar el baño de inmersión, una medida muy efectiva en el control en establecimientos que tuvieran el problema".
En cuanto a enfermedades infecciosas, aclaró que "sólo hemos constatado en los establecimientos que no vacunan. Sí han surgido consultas por casos de heridas traumáticas en boca y patas muy parecidas a estigmas, debido al caraguatá, cardos y espinas".
Respecto a las clostridiosis (manchas y gangrenas), dijo que es "una enfermedad subdiagnosticada por su presentación en goteo y sin síntomas ya que el productor no la visualiza aparatosamente. Pero es una época muy propicia a que se presenten, sobre todo en categorías jóvenes con casos de muerte súbita, debido al verde y buen estado de las pasturas.
Por tal motivo, se recomienda que los corderos "sean destetados con una doble vacunación contra clostridiosis para evitar este tipo de problemas".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *