12 de diciembre de 2011 13:21 PM
Imprimir

¿Oro, plata, soja o petróleo? Los expertos analizan cuál será la materia prima estrella en el 2012

Especialistas consultados por iProfesional.com detallan la situación actual y las perspectivas de los diferentes segmentos en que se dividen los mercados de las materias primas y aportan sus recomendaciones de inversión, tanto a nivel local, como internacional.

Los renovados temores en torno a la evolución de la economía global en el 2012 generan todo tipo de especulaciones en los mercados de commodities, pues un menor dinamismo podría impactar negativamente en sus cotizaciones.

Sin embargo, hay indicadores de que, en algunos mercados, la demanda de ciertas materias primas persistirá como, por ejemplo, en el de la soja;mientras que, en otros casos como el de aglunos metales industriales, podría ser más vulnerable frente a un agravamiento de la crisis.

En este contexto, se destaca el oro, que merece un análisis particular.

Commotidies agrícolas
Aún en un contexto de menor actividad económica global, los alimentos presentan una demanda mucho más inelástica que otras materias primas.

“Ello significa que caerían menos ante un eventual recrudecimiento de la crisis global, lo que hace que puedan resultar atractivas aún en este contexto”, explicó Leonardo Bazzi, de Puente.

“Además, tasas de interés en bajos niveles como los actuales, suelen generar un impulso particular sobre ellas”, agregó.

En tanto, desde Morgan Stanley, aseguraron que “las commodities muestran un potencial limitado de crecimiento para 2012, en la medida en que la economía global se ralentiza y la aversión al riesgo impulsa al dólar”.

Pero, en el caso particular de la soja, existen factores que continuarán acentuando la fortaleza de su demanda, en particular la proveniente de China.

En ese país, que es el principal consumidor mundial, diez millones de habitantes migran del campo a la ciudad cada año, lo que está generando un crecimiento incesante de una clase media que posee cada vez mayor capacidad de consumo.

Ello provoca un cambio en la dieta hacia alimentos con mayor valor proteico, con un notable avance en el consumo de carne vacuna, si bien se mantiene el liderazgo de la carne de cerdo.

Es precisamente este cambio de hábito el principal aliado para sostener el precio de esta oleaginosa, ya que es el principal alimento del ganado vacuno y porcino.

Por lo tanto, la fortaleza estructural de la demanda de soja para alimento humano y animal, sumado a la baja del 2% de la producción global, son señales favorables para la oleaginosa.

“Sin embargo, debe tenerse en cuenta que, como cualquier commodity, es volátil”, acotó el analista de Puente.

 

 

En el caso del maíz, el futuro de los precios está acotado por el hecho de que se están registrando cosechas récord. Sin embargo, existen elementos que podrían contrarrestar cierta perspectiva negativa, como una demanda que también tiene un piso, pues se trata de un alimento clave para varias especies animales (cerdo, aves de corral, etc.).

Asimismo, la oferta de trigo marcaría niveles superiores a campañas anteriores, por lo que sus cotizaciones también se verían condicionadas.

No obstante, a diferencia de la soja o el maíz, no se vería tan beneficiado por el crecimiento de la demanda para alimentación animal, a lo que se suma el hecho de que China está a pasos del autoabastecimiento.

“En el contexto actual, nuestras perspectivas a corto plazo son más favorables para el maíz que para el trigo“, agregó Bazzi.

En tanto, Morgan Stanley incluyó entre sus apuestas al maíz, la soja y el ganado debido, fundamentalmente, a que la oferta puede quedarse más corta que la demanda.

En este escenario, para quienes deseen invertir en commodities agrícolas, tanto en el exterior como localmente, pueden hacerlo a través de los futuros de cada cultivo, por ejemplo, a través del Rofex de Rosario o mediante el índice DBA, administrado por el Deutsche Bank.

Desde Rava Sociedad de Bolsa, indicaron que este ETF (Exchange trade fund), replica la evolución de los contratos futuros más líquidos de varios productos agrícolas, pues está compuesto por trigo, maíz, soja y azúcar.

Además, se puede adquirir acciones relacionadas al sector agropecuario, como Molinos o Ledesma.

En tal sentido, Fernando dos Santos Claro, asesor financiero de Invertir Online, le comentó a iProfesional.com que “desde una visión optimista sobre la economía global en 2012, es decir, en un escenario en que no se caiga en recesión, se pueden esperar buenos rendimientos en acciones como Molinos y Ledesma, esta última por la demanda genuina y también por biocombustibles. 

Metales preciosos
Sin dudas que la “superestrella” de este segmento de materias primas sigue siendo el oro, debido a su extraordinario papel como reserva de valor, lo que lo vuelve particularmente atractivo ante un escenario económico adverso, y sobre todo, volátil.

Por sus características, el dorado metal funciona como un activo ideal en un contexto de alta incertidumbre como el actual.

Además, posee una correlación negativa con las tasas de interés, es decir, que tiende a subir de precio cuando éstas son bajas.

Para varios analistas, su corriente alcista se prolongará el próximo año, debido a que se mantendría la incertidumbre sobre la economía global.

 

 

Así, Morgan Stanley reiteró sus posiciones para el oro en el pico más alto, en tanto que los inversores andan a la caza de valor y buscan protegerse frente al riesgo de un enfriamiento, incluso una recesión, en Europa y Estados Unidos.

El banco espera que la onza alcance los u$s2.200 el año que viene. En estos momentos, el precio spot, que marcó máximos históricos el pasado 6 de septiembre en los u$s1.921, se negocia en la barrera de los u$s1.700 tras la fuerte corrección de octubre.

“Hubo períodos cortos en los que las subas de su cotización tomaron características de burbuja, pero no creo que la fiesta del oro haya terminado”, señaló Tom Kendall, jefe de investigación en metales preciosos de Credit Suisse.

“Si tenemos un mercado pesimista, eso daría lugar a un escenario alcista para el oro. Y ahora tenemos un escenario de esas características a nivel mundial”, agregó.

Por su parte, Zhang Bingnan, vicepresidente de la Asociación China del Oro, afirmó que “el peso de la crisis de la deuda se hará insostenible en Europa y Estados Unidos y los obligará imprimir mucho más dinero, haciendo más atractivo al oro”.

“Más allá de si Europa y Estados Unidos encuentran una salida a sus problemas de deuda, hay una cosa segura, ahora los inversores estarían más convencidos que nunca de que necesitan tener una cartera más grande” del dorado metal, aseguró Zhang.

Para quienes apuesten al mismo, las alternativas son variadas. Localmente lo pueden hacer a través de la compra de lingotes o monedas, siempre en entidades con amplia trayectoria en el rubro.

También se puede incursionar en el mercado de futuros del Rofex. Desde la entidad, destacaron que sus principales atractivos son: 

  • Brinda cobertura ante fluctuaciones en los precios de bienes relacionadas con el metal.
  • Posibilita invertir, con un riesgo relativamente bajo, en activos diferentes al dólar billete y al oro físico.
  • Permite invertir en un activo caracterizado históricamente como reserva de valor.

Otras alternativas para invertir en oro pasan por el ETF denominado GLD, o bien en compañías ligadas al sector como Barrick o Newmont Mining.

“El objetivo de inversión del fondo GLD es reflejar el precio del lingote de oro, menos los costos de gestión del fondo. Este tipo de instrumento tiene la particularidad de que cotiza en bolsa, igual que una acción, pudiéndose comprar y vender a lo largo de una sesión al precio existente en cada momento sin necesidad de esperar al cierre del mercado para conocer el valor de liquidación”, puntualizaron desde Rava.

La plata también muestra características ascendentes de largo plazo, aunque en los últimos meses ingresó en una meseta. Se caracteriza por una fuerte demanda y una oferta limitada.

Además de los desequilibrios de la oferta y la demanda, esta commodity tiene una historia de ser un metal monetario y un refugio contra la inflación, la crisis de deuda soberana y otras amenazas que pueden surgir en el horizonte.

Sin embargo, su precio es mucho más volátil que el del oro debido a su uso intensivo en la industria. 

Hay muchas formas en las que los inversores minoristas pueden apostar por la plata, y quizás la más sencilla es a través de un ETF como el iShares Silver Trust (SLV).

Otro instrumento recomendado por los expertos es el Silver Wheaton Corp (SLW), que agrupa a las empresas más grandes del sector.   


Metales básicos
La demanda de metales básicos, como la de cobre, zinc y aluminio, podría verse particularmente afectada, debido a que el agravamiento de la crisis en Europa ya está impactando negativamente en la economía global”, sostuvo Bazzi.

Prueba de ello es que la actividad industrial se está desacelerando de manera pronunciada en los principales países productores. El índice ISM (que anticipa la actividad industrial) en China bajó hasta 50,4 puntos en octubre, desde 51,2 en septiembre, mientras que en Estados Unidos, bajó a 50,8 puntos desde 51,6 puntos en igual período.

En este contexto, uno de los metales más afectados sería el aluminio, pues junto a una menor demanda registra exceso de oferta. Su producción no deja de crecer y en el segundo trimestre del año marcó un nivel récord de 11,2 millones de toneladas.

Más complicada aún podría tornarse la situación del cobre, pues una caída en la actividad industrial lo afectaría particularmente.

La explicación es que China, que absorbe el 30% de la demanda global, aún no logró reducir en forma sustancial sus niveles de inventarios, lo cual desalienta sus importaciones.

Pese a que los pronósticos no son muy alentadores, es posible invertir a través de índices de metales básicos como el DBB (compuesto por aluminio, cobre y zinc), de cobre (JCC), de aluminio (ALUM.L), de níquel (JJN), o de estaño (JJT), entre otros.

También es posible hacerlo a través de compañías relacionadas al sector minero como BHP Biliton, Vale y Ternium. Dentro del Merval, la acción más representativa del sector es Aluar.

“En el caso de los papeles ligados a los metales básicos, Aluar representa una buena opción porque exporta el 70% de lo que produce y se encuentra a un buen precio de compra”, sostuvo el analista de InvertirOnline.

 

Energía
La energía posee una elevada correlación con la actividad económica, y por lo tanto, en caso de que se produzca cierta desaceleración en el nivel de actividad global, es esperable una menor demanda de petróleo.

En este sentido, la Agencia Internacional de Energía (IEA) recortó sus pronósticos de demanda para 2011 y 2012 (hasta 90,5 millones de barriles diarios).

Por el lado de la oferta, se registran señales mixtas, pues los inventarios están cayendo, principalmente en los Estados Unidos y en el resto de los países productores, al tiempo que se espera que se recupere la producción libia y vuelva a producir el 50% de lo que generaba antes de que se desate el conflicto bélico.

“Más allá de la velocidad de recuperación de Libia, ello no sería suficiente para compensar la caída de inventarios. Por lo tanto, la debilidad, tanto de la oferta como de la demanda, nos lleva a tener perspectivas neutrales para el sector a mediano plazo“, sostuvo el analista de Puente.

Sin embargo, la demanda de gas natural podría ser más resistente a la desaceleración global debido a factores climáticos.

“Pese a ello, los nuevos descubrimientos y el mayor aprovechamiento del gas no convencional, nos llevan a mantener una perspectiva estable para el sector”, remarcó Bazzi.

Las formas clásicas de invertir en petróleo
en el orden local son a través de acciones de Tenaris, Petrobras, Pesa o YPF, en tanto que Metrogas y Camuzzi Gas son atractivas para el caso del gas.

También es factible incursionar en el mercado de futuros de petróleo a través del Rofex. Entre otras ventajas, sus analistas consideran que estos permiten:

 

  • Brindar cobertura de precio para los activos financieros domésticos relacionados al petróleo.
  • Permitir el aceso a un producto financiero de gran liquidez a nivel global.
  • Invertir en petróleo crudo mediante un activo negociado en la plaza local. 

 

 

Para quienes deseen adquirir acciones en el exterior, se destacan Repsol YPF, Petrobras, Exxon Mobil, Gazprom o Royan Dutch Shell, entre otras.

“Dentro del sector de acciones vinculadas con el petróleo, las más interesantes son Tenaris e YPF“, apuntó Santos Claro.

“Si se comparan los volúmenes que se operan actualmente con los vigentes hace algunos años, surge claramente el notable incremento en el uso y tamaño de los mercados de derivados y el apalancamiento financiero que esto conlleva”, indicó Mauro Gini, economista de FDI – Gerenciadora de Patrimonios.

“Es por ello que el inversor debe comprender que la exposición de sus precios a los eventos macroeconómicos es hoy exponencialmente mayor”, concluyó Gini.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *