13 de diciembre de 2011 18:44 PM
Imprimir

Científicos italianos: “La estrategia para combatir la PSA en los cultivos de Kiwi ha estado errada desde principio a fin”

Investigadores italianos han publicado recientemente una investigación genética que muestra que la estrategia de la industria de los kiwis para enfrentar la PSA ha ido por el camino equivocado.

El avance de la investigación es oportuno, ya que la experiencia hasta la fecha confirma que la actual estrategia para contener la enfermedad no está funcionando. Por el contrario, la infección se extiende cada vez más.

Los científicos italianos demostraron que la forma actual virulenta de la PSA se ha desarrollado independientemente de otras formas de la enfermedad. Su investigación apoya la afirmación de que el material vegetal que no presentan síntomas puede, de hecho, ser portador de la bacteria, introduciéndola en los huertos.

La forma nueva y virulenta se ha extendido a lo largo de los huertos, individualmente, a través de las prácticas de manejo del cultivo. El tipo especial de material genético virulento puede ser transmitido a otras vides donde ya exista presencia de PSA (no del mismo tipo.)

Los cuatro investigadores italianos, financiados por el Ministerio italiano de Agricultura y Forestación a través del Consejo de Investigación Agrícola, también han confirmado que la forma virulenta de PSA (PSA-V) es portadora de un gen que es resistente al cobre y la estreptomicina. Demostrando por qué la experiencia de fumigación de los huertos con estos antibióticos no ha producido resultados positivos. Por el contrario, los horticultores han reportado problemas de intoxicación fitotóxicos o plantas envenenadas con aerosoles antibióticos, pero sus informes han sido ignorados o atribuidos a una mala técnica de aplicación por pulverización.

Otro resultado importante de la investigación ha sido la de mostrar la capacidad de la actual forma virulenta de la PSA para eliminar los aceites que la planta produce, almacena y utiliza como defensa química natural. Esto significa que la práctica de quitar el follaje de la vid es una mala estrategia, ya que elimina la “fábrica” que produce estos aceites esenciales de protección.

El representante de Pukekohe, Nathan Balasingham, dijo que los resultados italianos son muy oportunos para los productores de kiwis de Nueva Zelanda, que han visto casi perdida su batalla contra la PSA-V . “Ahora podemos luchar contra esta enfermedad de mejor manera, acorralandola dentro de la vid”, agregando que “ya que, la PSA prolifera dentro de la planta se puede controlar la enfermedad con eficacia”.

“Una serie de herramientas ya están disponibles y existe evidencia científica que nos dicen que hay que abandonar algunas de las actuales prácticas de gestión de riesgo del huerto. En Nueva Zelanda las tecnologías fabricadas y probadas ,Thermomax y Agrizest, junto con complejos de ácidos húmicos nos dan una ventaja para controlar esta enfermedad” expresó Balasingham.

“Hay ya buenos resultados en los suelos que han utilizado esta técnica, pues estos huertos están empezando a mostrar vides más resistentes y saludables “, dijo el representante de Pukekohe, añadiendo que la investigación permite que el proceso de manejo integrado de plagas proporcione a la industria la oportunidad de manejar la enfermedad y aún así producir fruta de calidad que ofrece un mayor rendimiento. Al mismo tiempo los riesgos de residuos se disminuyeron, así como el costo que rodea el uso de fertilizantes”.

Finalmente, Balasingham precisó que “hay una migración sin problemas y costos a la estrategia científica que se traducirá en una gestión más eficaz de la PSA.”

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *