14 de diciembre de 2011 10:28 AM
Imprimir

Con clima distendido asumió Basterra la conducción de Agricultura

Como estaba previsto, el formoseño fue designado presidente de la comisión en la Cámara baja con el respaldo unánime de los bloques. Habló de dejar atrás los tiempos de conflicto y trabajar para alcanzar el desarrollo de los productores en todo el país. También remarcó el apoyo "contundente" de la expresión popular en las urnas como inicio de nueva etapa.

El legislador formoseño Luis Basterra fue confirmado este martes al frente de la Comisión de Agricultura en la Cámara de Diputados con el respaldo de todos los bloques políticos.

Cara conocida para un amplio sector de la comisión, especialmente de los agrodiputados, Basterra viene de desempeñarse en la vicepresidencia del Inta, y antes de ser ministro de la producción en la provincia de Formosa.

De allí que tenga un conocimiento con varios diputados que surgieron de las entidades agropecuarias en 2009 como Pablo Orsolini, Lucio Aspiazu y su comprovinciano, Ricardo Buryaile.

Al ocupar el lugar de la presidencia Basterra señaló que los vividos hasta ahora “fueron tiempos evidentemente muy difíciles” en la relación entre el sector agropecuario y el gobierno. Justificó la pasión de cada lado en defensa de la actividad agropecuaria remarcando que es un sector al que “todos sentimos como propio”.

Con un buen manejo político, Basterra compartió la esperanza de que en lo sucesivo se pueda realizar un trabajo conjunto, compartido y armonioso desde la Comisión que esté en línea con “el respeto de la voluntad popular que se manifestó de manera contundente”.

Entre los nuevos integrantes de la comisión se destaca el hasta hace muy poco tiempo vicepresidente de la Federación Agraria, Omar Barchetta, que ingresó por el Frente Amplio Progresista (FAP), y se convirtió en el tercer vicepresidente de Eduardo Buzzi que comparte la banca, junto con Pablo Orsolini y Ulises Forte, aunque estos dos últimos integrantes del bloque radical.

Barchetta también fue designado secretario de la comisión, único cargo además de la presidencia que se definió. El resto quedó en manos de los bloques que aún no han definido quiénes ocuparán el cargo: para la UCR quedó la vicepresidencia primera, la segunda para el oficialismo y la tercera para el Frente Peronista, cuyo vocero fue el diputado duhaldista Carlos Brown.

Desde el espacio oficialista el diputado Carlos “Cuto” Moreno remarcó que la comisión de Agricultura había dejado de ser “una comisión más” para el oficialismo y se había convertido en una de las más importantes a partir de 2008. Las palabras de Moreno no son intrascendentes ya que es una de las autoridades del bloque que marca el rumbo del oficialismo en la Comisión.

El formoseño Ricardo Buryaile también saludó a “mi amigo Luis Basterra” pese a que aclaró que jamás habían coincidido políticamente. Ironizó incluso que en un reportaje señaló precisamente eso pero aclarando que eran amigos, y lamentó públicamente que el título de la nota haya sido: “Nunca coincidí con él”.

“Ya lo está debilitando (a Basterra) con tanto elogio”, le disparó justamente el implacable Cuto Moreno a Buryaile, quien le devolvió la chicana: “Y yo decía que este era el Moreno bueno” del gobierno.

Así las cosas, la Comisión de Agricultura volvió a quedar bajo la conducción y la mayoría del kirchnerismo, después de dos años de conducción del radicalismo y en especial de los diputados surgidos al fragor de la pelea por la 125 en 2008.

Una lección que para mal o bien parecen estar capitalizando todos con la trascendencia tuvo la Congreso de la Nación a partir del conflicto, especialmente en el sector agropecuario

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *