15 de diciembre de 2011 10:10 AM
Imprimir

Para el INAC la carne no debe subir

URUGUAY : El presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), doctor Luis Alfredo Fratti, se mostró molesto por la decisión de las industrias de aumentar el precio de la carne vacuna a las carnicerías, en momentos en que el valor de las haciendas gordas están en baja.

Manifestó que ciertos sectores se abusan de la mejora que experimenta el país para “cobrar lo que quieren”. En tal sentido, señaló que el pasado lunes mantuvo una reunión con los operadores privados y en ningún momento se planteó un incremento de precios de la carne en el marcado interno. Reconoció que los frigoríficos “no tienen obligación de comunicarle a INAC a qué precio venderán la carne, pero es de buena costumbre informarlo previamente”.
Fratti considera que esta medida es “desacertada” por tratarse de fechas próximas a las fiestas y porque el ganado está a la baja. También señaló que la política de los carniceros no es acertada, ya que “se quejan por los cinco pesos que aumentó el asado pero no dicen que lo compraban a 80 pesos y lo vendían a 120 y 130”.
Según el titular de INAC, el problema es que abusan de la mejora que experimenta el país y el aumento en los ingresos de las personas “para cobrar lo que quieren”. Agregó que en Uruguay no se aprende que “debemos mejorar todos parejo y no porque hay un peso más en el bolsillo por el aguinaldo, aprovecharse de la gente”.
De todas formas, el jerarca informó que el consumo se mantiene. Existe una caída en la carne vacuna de uno o dos kilos por persona y el año se cierra con un consumo per cápita por debajo de los 60 kilos.

La situación
El pollo bajó $ 2 por kilo en la última semana, ajustándose a la caída del precio de los granos. Pero algunos cortes bovinos, como los asados, subieron en las carnicerías de Montevideo $ 5 (de costo) a partir del martes, las colitas de cuadril entre $ 12 y $ 15 y las lenguas vacunas alrededor de $ 12 por kilo.
Los frigoríficos ajustaron sus listados de precios y sorprendieron a los carniceros, porque el precio del ganado continúa a la baja (el kilo de carne de novillo gordo cotiza a U$S 3,53 cuando la semana pasada valía U$S 3,60). El pasado 1° de noviembre la media res había ajustado $ 3 y el 18 volvió a subir otros $ 3. En este caso se ajustaron todos los cortes de la media res, por eso, esta nueva suba puntual agarró mal parados a los carniceros.

La industria
Los frigoríficos dicen que la suba busca nivelar la demanda –que se incrementará de cara a las fiestas– con la oferta, ya que la faena, si bien subió levemente, continúa por debajo de la del año pasado y eso provoca menor oferta de carne. En caso de las lenguas bovinas, es uno de los productos que más se valorizó este año (junto con los hígados) por la fuerte exportación a Rusia.
Los frigoríficos vendían la lengua en el abasto a $ 118 por kilo y ahora pasan a venderla a $ 130. La colita de cuadril pasa de $ 148 a $ 160 y el asado sube $ 5 por kilo (media res y mantas). Ese es el aumento a las carnicerías que no lo trasladarán enteramente al público. El asado es uno de los productos más sensibles dentro del abasto. El mayor consumo de este corte se da el 1° de mayo y a fin de año.
Pero si bien los frigoríficos subieron algunos cortes bovinos, con una mayor oferta y de cara a las fiestas, bajaron el precio del cordero a $ 115 (costo). Los carniceros dicen que todavía no existe un precio firme dentro del abasto para la carne ovina y aseguran que el kilo de cordero entero se pagará entre $ 140 y $ 145 este año. Por ahora la oferta es muy buena.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *