16 de diciembre de 2011 10:19 AM
Imprimir

Como aumentar la tasa de preñez

URUGUAY : En el comienzo de un nuevo período de servicios es conveniente repasar las medidas de manejo que aún se pueden tomar para aumentar las tasas de preñez esperables, y en particular la técnica de destete precoz, mediante la cual se ha demostrado que es razonable esperar en promedio unos 40 terneros más cada 100 vacas. Esto surge a raíz de la baja tasa de preñez que año tras año logran los rodeos de cría de Uruguay, lo que aparece como un mal endémico de la ganadería uruguaya.

La ingeniera agrónoma Graciela Quintans, investigadora principal en manejo reproductivo del programa de carne y lana en INIA Treinta y Tres, señaló que una de las medidas para mejorar el resultado de los servicios debe tomarse a lo largo de todo el entore: recorrer y revisar los rodeos para detectar a tiempo los problemas que puedan surgir con los toros. También hay que monitorear la disponibilidad de forraje y agua y la condición corporal de los vientres, así como asegurarse que en cada potrero de entore haya sombra.
Dentro de las alternativas de manejo más comunes, se encuentran las distintas modalidades de control de amamantamiento –destete temporario o precoz– y también el diagnóstico de actividad ovárica o ecografía de anestro, que por lo general se realiza a mitad del entore. El destete precoz consiste en la separación de los terneros de la madre en forma definitiva y anticipada, suministrándoles ración durante 60 a 90 días. Es una herramienta de altísimo impacto en los porcentajes de preñez. Según los datos nacionales de la investigación y de la producción, dependiendo del estado corporal de los vientres y de la edad, la preñez puede aumentar entre un 20 y un 70%.
Generalmente, el destete precoz se utiliza en algunas categorías especiales, como las vacas de primera cría, que por ser vacas en crecimiento y con anestros más largos, son más difíciles de preñar y constituyen en general el cuello de botella de nuestra cría. Si la edad de los terneros lo permite, también es una medida de manejo para la cola de parición, para ir acercando esas vacas a las fechas adecuadas de parición. Hay muchos productores que también lo utilizan en las vacas de último ternero para facilitar el engorde y terminación de éstas, estableció Quintans en una entrevista a Conexión Tecnológica de Blasina y Asociados.

Manejo cuidadoso
El ternero debe tener un manejo muy cuidadoso, siendo fundamentales los primeros diez días, tanto en la sanidad en el corral como en lo alimenticio. Agua limpia ad libitum, sombra y asegurarse de que incrementen gradualmente el consumo de ración y fardo. Es importante vacunar a los terneros contra queratoconjuntivitis cuando están al pie de la madre y en el momento del destete. Observar y hacer un manejo diferencial a aquellos terneros que no comen, ver que los lotes sean homogéneos en tamaño y detectar terneros que sean dominantes. Todo eso es fundamental en los primeros diez días para después poder largar al campo a todos los animales que hayan aprendido a comer ración.

Destete temporario
El destete temporario con tablilla nasal es otra herramienta –más sencilla y menos radical– aplicada por muchos productores. El ternero queda al pie de la madre, pero durante 11 a 14 días se le coloca una tablilla nasal que impide que mame, al tiempo que genera una mayor independencia del ternero, desencadenando procesos hormonales en la vaca que logran su ovulación.
No debe aplicarse en terneros de menos de 60 días de edad y con pesos menores a 60-65 kilos. También es necesario considerar la condición corporal de la vacas, ya que si es muy mala no habrá respuesta; debe ser mayor a 3,5 – 4. La respuesta en preñez no es tan impactante como la del destete precoz, pero se puede esperar entre 10 y 30% más de preñez en función de la condición corporal y estado de los animales.
Otra alternativa de manejo que se está practicando cada vez más y que fue muy bien valorada, principalmente en los años de sequía, consiste en evaluar, a mitad del entore, cómo está la vaca por dentro, a través de ultrasonografía o tacto. De esta forma, se pueden clasificar las vacas en cuatro categorías: preñadas, ciclando y en anestro superficial o profundo. Permite tener una visión más clara de cómo se presenta el escenario reproductivo de ese rodeo y da tiempo a tomar medidas de manejo que realmente repercutan en el desempeño de los vientres.
Para ello, luego que el veterinario hace esa clasificación de todos o de una muestra de los vientres en pleno verano, a las vacas en anestro superficial se les puede aplicar un destete temporario para que un gran porcentaje vuelva a ciclar, y a las que están en anestro profundo algún manejo más radical, como destete precoz para lograr la preñez.
A pesar de que en algunos lugares se está sintiendo un poco la falta de agua, la primavera fue bastante benigna, por lo que los vientres se pudieron recuperar bastante bien y es de esperar que este año se logren buenos resultados de preñez. Sin embargo, en estos tres meses se está jugando un partido importante y todavía hay mucho por hacer en lo que respecta al manejo de los animales en el entore.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *