16 de diciembre de 2011 14:24 PM
Imprimir

La Mesa de Enlace rechazó la ley del peón rural del kirchnerismo contra Venegas

Los dirigentes del campo se reunieron para expresar su rechazo conjunto al proyecto que pretende reemplazar el Renatre por un organismo estatal. Además plantearon objeciones a la Ley de Tierras y calificaron de “peligrosa” la resolución de la AFIP que fija la cantidad mínima de trabajadores en la actividad agropecuaria. También ratificaron la unidad dirigencial en la defensa global de los intereses del sector.
Parecía difícil que los dirigentes de las cuatro entidades rurales vuelvan a mostrarse unidos tras la aplastante victoria de Cristina en octubre. Sin embargo, una serie de recientes medidas que tomó el Gobierno nacional lo hicieron posible.

En la jornada de este jueves, Hugo Biolcati (Sociedad Rural), Rubén Ferrero (CRA), Carlos Garetto (Coninagro) y Julio Currás (Federación Agraria) brindaron una conferencia de prensa en un conocido hotel porteño al que asistió La Política Online.

Si bien la excusa oficial fue la presentación de un trabajo técnico sobre la inversión de los productores de las economías regionales, la conferencia de la Mesa de Enlace fue una manifestación de rechazo conjunta a tres iniciativas que impulsa el kirchnerismo.

Se trata de los proyectos de Ley de Tierras, de eliminación del Renatre y de regulación de la actividad laboral agropecuaria. Es que si bien en el primer tema la posición de las entidades no es la misma, en los otros dos puntos existe un cierto consenso general.

De hecho, hoy mismo los dirigentes del campo elevaron una carta a la presidenta Cristina Kirchner y a los titulares de todos los bloques de Diputados en la que solicitan que se frene el proyecto que pretende reemplazar el Renatre por un organismo estatal.

El primero en salir a cruzar la iniciativa fue Biolcati. “Se está ilegalmente metiendo la mano en una entidad que no tiene ninguna hipótesis de conflicto y que funciona como herramienta de conocimiento y armonía entre trabajadores y empresarios”, disparó.

“Es una nueva confiscación de fondos privados y otra persecución, en este caso al gremialismo rural, que afecta directamente a las entidades del agro porque el Renatre funciona correctamente y facilita la actividad y las relaciones laborales”, agregó.

Luego prosiguió Ferrero, quien dijo que “rechazamos esta metodología implementada por el Gobierno nacional y se analizará en su momento si se toman medidas de protestas en acompañamiento al reclamo del Renatre”.

“La celeridad de estas leyes se contrapone con el discurso de la presidenta de sintonía fina, de debate y de consensos. Lo que ocurre hoy en las comisiones no es un debate, sino una exposición, y nos oponemos a las imposiciones”, apuntó el titular de CRA.

En la misma línea, el vicepresidente de Federación Agraria, Julio Currás, señaló que “en el marco de una democracia el Gobierno debe dar el diálogo y no pedir que se aprueben las cosas de prepo. El Congreso no está cumpliendo el rol que corresponde”.

A su turno, el presidente de Coninagro, Carlos Garetto, afirmó que “el diálogo no tiene que transformarse en un monólogo. Queremos plantear nuestras inquietudes y propuestas para que sean contempladas a la hora de definir acciones”.

Por último, los dirigentes hicieron referencia a la resolución de la AFIP que fija de ahora en más la cantidad mínima de empleados que deben tener tambos, frigoríficos, molienda de harinas y desmonte de algodón.

“Es una herramienta de ataque peligrosa la que utiliza la AFIP”, aseguraron los miembros de la Mesa de Enlace, quienes además advirtieron que “terminarán cerrando muchas explotaciones que no estén en condiciones de cumplir con las exigencias”.

Ley de Tierras

Otro de los temas en los cuales las cuatro entidades rechazan al kirchnerismo, aunque no coincidan, es el proyecto oficial de Extranjerización de la Tierra. Para sorpresa de muchos de los presentes, cada entidad expuso por separado su opinión sobre el tema.

“Tenemos nuestro propio proyecto y no apoyamos el oficial que pretende salir a libro cerrado. Creemos que debe haber un marco regulatorio porque durante años no se ha podido tratar el asunto”, consideró el vice de Eduardo Buzzi en la entidad federada.

En tanto, Garetto opinó que “nos parece importante que haya un debate en esto porque la mayoría de los países tienen una regulación en lo que hace a la tierra. Pero pensamos que lo más importante pasa por cómo facilitar el acceso a la tierra a los productores”.

Por su lado, Biolcati reconoció las diferencias con las demás entidades rurales: “Está claro que tenemos orígenes distintos, ideologías diferentes, y en lo que hace a la Ley de Tierras la opinión no es la misma aunque coincidamos a rasgos generales”.

“Nuestro mérito pasa por trabajar juntos en todo aquello que haga a la defensa global del sector agropecuario, cosa que vamos a seguir haciendo con la misma intensidad de siempre y con las herramientas que las circunstancias nos obliguen a utilizar”, añadió

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *