17 de diciembre de 2011 01:21 AM
Imprimir

Exportadora de fruta aumentaría un 60% su producción mediante el uso de energía solar

CHILE : Con un préstamo de US$32 millones del Banco Internacional de Desarrollo, Subsole construirá una planta solar a 800 kilómetros al norte de Santiago

El desierto de Atacama, en el norte de Chile, es el lugar más seco y con mayor radiación solar del planeta. Allí es donde Subsole, una de las principales exportadoras nacionales de frutas de mesa, planea su crecimiento futuro mediante el uso de energía solar y la eficiencia energética.

Con un préstamo de US$ 32 millones y asistencia técnica del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Subsole planea incrementar su producción frutícola en 60% durante los próximos cuatro años, principalmente expandiendo el cultivo en el valle de Copiapó, a 800 kilómetros al norte de Santiago, rodeado por el desierto de Atacama.

Para poder impulsar la producción de manera competitiva, Subsole planea construir una planta de energía solar de 300 kWp en el valle para abastecer sus sistemas de riego. La nueva planta fotovoltaica, la primera en la historia de un productor de frutas chileno, le permitirá a la empresa suministrar agua proveniente de acuíferos subterráneos a un bajo costo y de manera sustentable en una región donde se compite por la escasa electricidad disponible con una pujante industria minera.

“La planta solar nos permitirá reducir la huella de carbono y, al mismo tiempo, asegurar costos estables de energía y mayor eficiencia energética”, afirmó Miguel Allamand, presidente de Subsole.

El apoyo del BID
Gracias al apoyo técnico y financiero del BID, la empresa realizará auditorías de energía en seis zonas bajo riego, tres plantas de empaque y depósitos frigoríficos. Además, llevará a cabo un estudio de prefactibilidad para implementar tecnología solar en la refrigeración, para mejorar los métodos de riego y almacenamiento de agua, y construir plantas de empaque y depósitos de energía eficientes con tecnología de punta, tal como los convertidores de frecuencia para bombas hidráulicas y sistemas de administración de agua y energía.

“La inversión de Subsole mejorará las prácticas de sostenibilidad y tendrá un gran impacto en toda la cadena de abastecimiento; beneficiará directamente a 275 pequeños y medianos productores y generará más de 10.000 puestos de trabajo directos e indirectos. En total, beneficiará a unas 82.000 personas a lo largo de la cadena de abastecimiento”, señaló Paola Bazan, jefa del equipo de proyecto del Departamento de Financiamiento Estructurado y Corporativo del BID.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *