17 de diciembre de 2011 11:08 AM
Imprimir

Uruguay quiere una ley que regule biotecnología

Empresas. Hay 30 que hoy ya la aplican

Uruguay podría contar con una ley de biotecnología que regule la actividad del sector y que se adapte al requerimiento de las empresas que hoy están trabajando en este rubro en 2012.

La Asociación Uruguaya de Biotecnología (Audebio), institución creada hace 28 años cuando en el país no se hablaba de biotecnología – hoy está integrada por 12 firmas uruguayas-, ya está trabajando en la instrumentación del proyecto de ley que posteriormente le acercará al Ejecutivo para su discusión.

“Estamos trabajando con el Ministerio de Industria, Energía y Minería y se nos pidió trabajar el documento en conjunto con los empresarios, trabajadores y distintos institutos que se dedican a la biotecnología, para que en abril de 2012 el proyecto de ley esté entrando al Parlamento”, le explicó a El País Fernando Ambrosi, presidente de Audebio. La idea es que el documento ingrese a la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado, pero se apunta a que la legislación quede aprobada el año que viene.

 En el marco de ese trabajo se desarrolló una jornada taller en la sede de la Cámara Mercantil de Productos del País, donde la abogada Evangelina Lluberas explicó los pasos establecidos en la Constitución para que el proyecto se transforme en ley, así como los puntos clave que debería tener la legislación. Con el marco jurídico claro, las empresas dieron su visión.

A nivel de Audebio se está comenzando a trabajar a través de una comisión que “relevó las distintas leyes a nivel mundial en materia de biotecnología”. En ese sentido, Ambrosi recordó que hay legislaciones “muy específicas que hacen que no se puedan llevar adelante”, así como “hay otras que son tan generales que tampoco sirven y hay que ajustarlas”. En caso de Uruguay se apunta, primero, a definir la biotecnología.

“Tenemos 30 empresas exitosas que demostraron que no sólo conocen de biotecnología, sino que la saben aplicar, llevar adelante y transformarla en producto. ¿Qué mejor que tener en cuenta la opinión de cada uno?”.

“Muchas veces discutimos la necesidad de ser no sólo productores de materias primas cada vez más mejoradas, queremos transformarnos en un país científico, en un país que sea anticíclico. Ese tipo de cosas pasan por el conocimiento”, dijo Ambrosi quien justificó la creación de una ley partiendo de que “en la biotecnología ese conocimiento es difícil de asumir si no existen procesos de garantía, lleva mucho tiempo la investigación, pero no siempre termina en buen resultado; eso requiere antes un tema de estudio previo”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *