9 de enero de 2010 07:15 AM
Imprimir

Caso anabólicos: el amparo presentado por productores chaqueños suspendidos pasó a la Justicia Federal

Unos quince ganaderos reclaman el levantamiento de la medida del Senasa hasta tanto no se realicen nuevas pruebas que certifiquen la veracidad de los análisis realizados por el organismo sanitario

La Justicia Federal decidirá el mes próximo si hace lugar al amparo presentado por unos quince productores ganaderos de Chaco que fueron suspendidos por el Senasa para comercializar hacienda al detectar una supuesta presencia de un anabólico en rodeos de novillos pesados.

“Habíamos pedido a la Justicia chaqueña que se expida sobre este tema y se nos levante la suspensión para vender hacienda; esto nos complicó muchísimo y tenemos que encontrar una respuesta cuanto antes”, indicó hoy a Infocampo.com.ar el presidente de la Sociedad Rural de Chaco Enrique Santos.

El anabólico en cuestión –detectado en análisis de rutina realizados por técnicos del Senasa– es el Zeranol. El uso de productos veterinarios anabolizantes en animales destinados a la producción de alimentos para el consumo humano está prohibido desde 2004 en todo el territorio nacional.

Santos comentó que el juzgado chaqueño que recibió la demanda se declaró incompetente y trasladó la causa al fuero federal. “Vamos a esperar hasta febrero que esto se defina; nosotros no podemos vender hacienda con destino para exportación ni para mercado local por seis meses y esto va a traer consecuencias inmediatas”, explicó.

El pedido urgente de los productores afectados es que el Senasa realice una contra prueba en los rodeos que dieron positivo, según las análisis informados por el organismo sanitario, y que además se levante la suspensión. “Tenemos los campos cerrados: no estamos trabajando”, apuntó Santos.

Casos similares se registraron, también de manera sorpresiva, en rodeos de novillos pesados para exportación de las provincias de Entre Ríos, Santa Fe y Córdoba.

Ninguna fuente del Senasa pudo explicar hasta el momento cómo habría llegado el anabólico a rodeos que vienen siendo periódicamente controlados por agentes del organismo sanitario y cuyos propietarios saben más que bien cuáles son las normas que deben cumplirse sin excepción para no quedar fuera del negocio

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *