18 de diciembre de 2011 21:25 PM
Imprimir

Para fabricar sus autos, Ford ya utiliza derivados de soja y hasta de trigo

Con el fin de bajar el impacto en el medio ambiente, la automotriz comenzó a incorporar diferentes compuestos orgánicos en la construcción de sus vehículos.
En los últimos años, Ford aumentó el uso de materiales alternativos para disminuir el impacto en el medio ambiente. 
En este marco, Ford presentó junto a Lear Corporation un nuevo apoya-cabezas compuesto en un 25% de espuma de soja, un material que es hasta un 24% más renovable que la espuma basada en petróleo y que reduce en un 67% las emisiones de compuestos orgánicos volátiles.
Con la utilización de espuma de soja, Ford logró disminuir sus emisiones de dióxido de carbono en más de 15 millones de libras.
“A través de diversas investigaciones, Ford demostró que la espuma de soja supera con éxito los estrictos estándares de calidad y permite también reducir las emisiones CO2 al momento de su fabricación”, destacaron. 
Por su parte, recalcaron que “esta iniciativa expande el compromiso de Ford por incrementar el uso de materiales sustentables en todos sus vehículos”. 
En este sentido, Ford también utiliza trigo en las juntas de los depósitos de almacenamientos y fibra natural de plástico para otros componentes del habitáculo.
“Estamos en la búsqueda constante para ampliar el uso de la bioespuma y los apoyacabezas son un claro ejemplo. Todavía hay muchas otras aplicaciones en los vehículos en las que la espuma tradicional puede ser reemplazada por espuma de soja como, tal es el caso de las áreas de absorción de energía y los volantes” comenta Debbie Mielewski, técnica y líder del área de Investigación de Plásticos Ford.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *