9 de enero de 2010 07:26 AM
Imprimir

Sorpresa en Entre Ríos y fuerte baja de rindes en Córdoba

En el sur de Santa Fe los resultados variaron según las zonas

Mientras en el sudeste bonaerense las cosechadoras están recolectando los últimos lotes de trigo, desde otras regiones de Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y el Norte diferentes productores y técnicos brindaron un panorama de los rendimientos que allí se obtuvieron. Entre Ríos. En esta provincia, el año triguero fue muy bueno. Las lluvias en esta provincia acompañaron al cereal. "Es para resaltar el año muy triguero, sobre todo en la costa de Paraná, en los mejores suelos de Victoria, Diamante y Crespo, con algunos lotes que promediaron los 50 quintales. "El promedio provincial estuvo en los 36 quintales, versus 21 quintales de la campaña anterior", dijo Guillermo Alonso, de Nidera. Alonso apuntó que en un lote de multiplicación de la Cooperativa de Galarza se superaron los 7200 kilos, una marca prácticamente inédita en la provincia. Pero hay más. Pablo Fogg, responsable técnico y productivo de Don Juan Alfredo SA, del sur de Entre Ríos, contó que la variación de superficie en esa zona fue de un 100%, duplicándose, y los rindes oscilaron entre 3500 y 6500 kilos, con un promedio de entre 4000 y 4500 kilos para la región en general. "En 2008, muy lejos de esta situación, cosechábamos desde 2000 hasta 4000 kilos, con un promedio de 2900 kilos", indicó Fogg. Fogg comentó dónde estuvo la clave de la campaña. "En principio, las condiciones climáticas en el momento de la siembra fueron muy buenas y durante el ciclo se mantuvieron. Hacia el fin del ciclo, en el momento del llenado, las condiciones fueron excelentes, sin sufrir estrés hídrico y con días frescos", explicó. "Las características agronómicas más llamativas o que más impactaron en la producción de trigo en la zona fueron las lluvias frecuentes y la buena combinación de alta radiación y temperaturas moderadas", agregó Fogg. Santa Fe. Raúl Meinero es productor de Carlos Pellegrini. Allí, según dijo, la siembra cayó entre un 50 y un 60%versus el ciclo anterior. Pero los rindes de esta campaña fueron mejor. Según comentó, las variedades cortas estuvieron entre 32 y 33 quintales. "Para nuestra zona es bueno", afirmó. En cambio, apuntó que los rindes de las variedades tempranas fueron "malos", con un rango de 18 a 20 quintales. Según Alonso, en la zona del sur de Santa Fe, en las localidades de María Teresa, Venado Tuerto y Villa Cañas los promedios estuvieron entre los 2200 y los 2400 kilos por hectárea y la excepción fueron los rindes de 3500 kilos. En tanto, según el productor Miguel García Fuentes, en la zona de Rosario los rendimientos rondaron los 3200 kilos. "Fue bueno el rinde y la calidad para el año que hubo", señaló. Para la zona entre Rosario y Pergamino (Buenos Aires), Alberto Durany, de Red Surcos, observó muy buenos rindes, pese a que hubo poca siembra en la zona. "Tuvimos buenos rindes, normales y por encima de la media (30/40 quintales) y hubo, aunque pocos, rindes de 45/50 quintales", señaló. En la zona de Hughes, y tomando un radio de 200 km, Alberto Marchionni señaló que hubo rindes un 25% mayores que los del último ciclo. "En nuestro caso, no tuvimos humedad para la siembra sobre rastrojos de soja de primera y sembramos gran parte del trigo sobre rastrojos de maíz del año anterior. Fue un invierno con heladas muy intensas en los primeros estadios, que redujeron el stand y hubo heladas de -3 y -4 en los últimos días de octubre con la espiga embuchada y la hoja bandera desplegada. Además, tuvimos temperaturas de 31 grados desde el 21 de agosto hasta el 1° de septiembre. Pese a eso, el rendimiento fue de un 25% mayor", indicó. Otras zonas. Como ya se mencionó, en Córdoba la cosecha fue de sólo 285 mil toneladas y el rinde promedió los 13,7 quintales. En Marcos Juárez hubo promedios de 24 quintales, mientras que alcanzaron los 30 quintales en Corral de Bustos e Isla Verde. "Los rindes fueron inferiores a los de la campaña pasada y esto se debió, principalmente, a los efectos producidos por altas temperaturas que se dieron a principios de noviembre y que afectaron la etapa de llenado de granos", señaló Gabriel Martínez Soto, de Agros Soluciones Córdoba. Para el norte de Santa Fe, Oscar Faccioli indicó que sólo se sembró algo de trigo en el este provincial. "La superficie llegó a un 20% de lo habitual y los rindes estuvieron entre 3 y 5 quintales, con alguna excepción de 10 a 12 quintales en lotes de ocho meses en barbecho. El rinde no sobrepasó el 20% de los rendimientos habituales", concluyó. Para La Pampa, Alonso reportó rindes de 800 kilos; en el centro sur de esa provincia apenas hubo 500/600 kilos

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *