21 de diciembre de 2011 13:25 PM
Imprimir

Secuestran 126 cerdos que eran alimentados con vísceras de vaca

La Justicia sanrafaelina allanó por malos olores un criadero de cerdos y encontró que los animales eran alimentados con vísceras de vaca.

El curioso hallazgo se produjo ayer cuando por disposición del juez de Faltas de San Rafael Oscar De Diego, y a pedido del Senasa (a cargo del delegado Esteban Zapata) y del área de Bromatología de la comuna, funcionarios de esas reparticiones apoyados por la fuerza pública decidieron allanar un criadero de cerdos ubicado en un callejón en las proximidades de la avenida Vélez Sársfield s/n. Esta medida fue dispuesta por reiteradas denuncias de vecinos sobre malos olores provenientes de los dos criaderos instalados en el barrio El Molino, al sureste de la ciudad.

Las presentaciones eran varias y las primeras datan del mes de setiembre, precisamente cuando el calor comienza a ser mayor y los olores a aumentar en intensidad.

En el primero de los allanamientos las autoridades encontraron que el criadero, perteneciente a la familia Zárate, reunía medianamente las condiciones para funcionar, aunque existen otras medidas en proceso para poder erradicarlo de la zona.

Inmediatamente después la comitiva decidió entrar en otro criadero, perteneciente a un hombre de apellido Velazco, instalado en la vereda opuesta. Grande fue la sorpresa de las autoridades cuando se encontraron en el lugar con un espectáculo por lo menos nauseabundo. Entre moscas, cerditos muertos y toda clases de desperdicios, 126 cerdos adultos eran alimentados con vísceras de vaca (mondongo, chinchulines, hígado, etc.).

Al ser indagado Velazco adujo que no siempre alimentaba así a los animales. Por ello quedó imputado por violación a la resolución 555 de Senasa que determina las condiciones en que deben funcionar este tipo de establecimiento y las medidas higiénicas que se deben adoptar.

De acuerdo a los trascendidos, los animales, que fueron cargados por una pala municipal a un camión jaula, se enviaron al frigorífico San Rafael donde este viernes serán faenados. Una vez realizados los análisis correspondientes, los cerdos aptos para el consumo le serán devueltos al propietario para que disponga de ellos.

Un lugar para recordar

En la misma línea del problema, aunque aún no se ha dispuesto medida alguna, está la guardería de perros de la Sociedad Protectora de Animales a cargo de Carmencita López, ubicada al oeste de este predio allanado en la misma línea de la isla del río Diamante (ver Los Andes, 23 de octubre de 2011).

No son pocas las protestas vecinales que hacen referencia a las condiciones en que esta mujer vive en el lugar. No hay agua potable, luz ni otro servicio básico para que una persona pueda vivir dignamente y además, se agrega el foco contaminante que significa una jauría de alrededor de 125 canes.

Estos animales viven limitados por un cierre precario de alambre en un lote de alrededor de 500 metros cuadrados. Allí está emplazada una precaria vivienda, donde la mujer habita con 28 gatos, que comen y hacen sus necesidades. Las protestas están centradas principalmente en los olores nauseabundos que provienen del lugar.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *