10 de enero de 2010 15:13 PM
Imprimir

Uruguay   –  Gran cantidad de bichera en el Norte por invasión de moscas

Especialmente en la zona Norte del país se produjo en los últimos días una gran invasión de moscas y, en consecuencia, el surgimiento de gran cantidad de bicheras. El problema afecta en particular a las majadas. Lo mismo sucede con el pietín.

Todo lo contrario a lo ocurrido el año pasado, cuando la falta de lluvias minimizó este mal. Productores ovejeros de la región comentaron cuán diferentes son las situaciones en los establecimientos donde se logró erradicar la enfermedad.
Todo lo que haga crecer el pasto viene acompañado de la irrupción de la mosca y la garrapata, indicó a Negocios Ganaderos el director técnico de la compañía Cibeles, Daniel Salada. En el caso de la bichera nada se puede hacer para prevenir. No hay más remedio que hacer tratamientos con los productos que tradicionalmente utiliza cada productor. Cibeles lanzó esta primavera un nuevo producto con el principio activo Fipronil, un spray que el profesional consideró muy eficiente por su adherencia a la piel y a lana en el entorno de la herida. Tiene ocho días de persistencia y se aseguró que con una sola aplicación elimina la bichera.
Respecto al tratamiento de la garrapata, Salada renovó la antigua discusión respecto al momento oportuno de atacar el parásito. Después que la garrapata puede verse sobre los animales no queda otra alternativa que bañar en período de 20 a 30 días. “Lo recomendable es empezar los tratamientos preventivos a la salida del invierno –en agosto– cuando la población es mínima”, dijo el profesional, quien reconoció que a los veterinarios les cuesta convencer a los productores.
“Hay que hacerlo en la primavera, antes de ver la garrapata en el lomo de las vacas”, porque cada parásito que cae al pasto puede poner hasta 3.000 huevos, por lo que su combate es muy difícil. Sobre el animal se aprecia apenas 5% de la población de garrapatas que hay en el campo, explicó Salada. Por ello, cuando se encuentran los vacunos “tapados de garrapata” puede imaginarse cuánto hay en el campo. La zona más complicada sigue siendo la región Norte, comprendiendo los departamentos de Salto, Paysandú, Tacuarembó y Cerro Largo, coincidentemente áreas con mucho movimiento de ganado, señaló Salada. Agregó su preocupación por la aparición del problema en zonas donde antes no se encontraba garrapata, como los departamentos de Lavalleja y parte de Treinta y Tres.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *