24 de diciembre de 2011 13:30 PM
Imprimir

“Producir en el Uruguay se ha vuelto muy caro”

URUGUAY : El CEO de Interagrovial SA, distribuidor de John Deere para Uruguay, destacó las cifras de crecimiento que ha tenido la agricultura en general y la compañía en particular pero alertó sobre los riesgos que se corren "si se ponen palos en la rueda". Según Julio Blanco "la agricultura en el país era incipiente y recién ahora se está empezando a desarrollar". Respecto a la venta de maquinaria agrícola, informó que en 2011 se vendieron en Uruguay 1.350 tractores y 110 cosechadoras, cifras que marcan "un crecimiento ordenado". Eso sí, mencionó temas que son alertas: los costos internos, la logística e infraestructura, así como "señales contradictorias que complican".

-¿Cómo cierra el año Interagrovial SA?

-En crecimiento. El año que viene cumpliremos 45 años y este logro mundial (ver recuadro) nos condiciona. Es un reconocimiento importante.

-¿Qué opina del mercado?

-Uruguay ha cambiado, hoy es un país que pasó de una agricultura incipiente a una desarrollada con casi 2 millones de hectáreas. Confiamos que se consolide y se torne en un sector rentable donde las empresas puedan reinvertir y desarrollarse.

-¿Cómo son los números de ISA en este marco?

-Hemos acompañado el aumento del tamaño del mercado que en importaciones creció 2,5 veces en los últimos 15 años. Si se toma toda la agricultura, la torta se agrandó y acompañamos ese crecimiento creciendo. Invertimos y hoy tenemos una porción más grande del mercado.

-¿De qué cifras hablamos?

-El mercado de tractores en este año va a andar muy cerca de las 1.350 unidades nuevas de las marcas principales, según datos de Citrama. Eso implica un crecimiento de entre 10 a 12% frente al 2010 y un 25 a 30% del promedio de 2009 y 2008. Es un crecimiento ordenado que acompaña lo que ha pasado en la agricultura. De esa torta hemos ido ganando mercado todos los años.

-¿Y en cosechadoras?

-Este año no creció, se viene estancando, es un poco similar con el área de agricultura de verano que no creció en los últimos dos años y está en el orden de las 100 a 110 máquinas nuevas por año. Hay un porcentaje de máquinas usadas que entran que es cada vez menor.

-¿Cuál es la porción de la compañía?

-Interagrovial tiene en general la mitad, en tractores en el orden de un 45% y en cosechadoras en un 55%. En el resto de los productos entre un 40 y un 60%, pero considerando todo lo que se importa en el país estamos en la mitad.

-¿Por dónde pasan las dificultades del sector?

-Estaría bueno que se reordene el precio de las rentas. Todavía hay áreas donde se hace cuesta arriba la rentabilidad por el precio de las rentas. Además el costo logístico e infraestructura preocupan. No sólo en lo interno, sino las facilidades para los puertos, que haya mejores costos y condiciones para operar, porque eso se traduce para atrás en la cadena y llega al productor. Pero considerando los costos internos está complicado. Uruguay se ha vuelto un país muy caro y eso pega en la rentabilidad de los ganaderos y de los agricultores. Hay varias razones, no sólo el tipo de cambio, sino las ineficiencias propias como país, lo que cuesta tener una empresa en Uruguay y el riesgo y los costos que tiene cada empresario. Es caro producir acá en Uruguay.

-¿Cómo ve las señales que se dan desde el gobierno?

-Lo que preocupa más es que uno está con un proyecto, para hacer las cosas bien se debe tener un plan de largo plazo y no es nada bueno que se hable de A y al tiempo de B. Hemos tenido algunos cambios de orientación en el gobierno que preocupan. Las señales contradictorias no son buenas para el sector. Los empresarios para poder planificar bien necesitan reglas de juego claras. Pero así como tenemos críticas, también hay que destacar cosas buenas…

-¿Por ejemplo?

-Le reconocemos al gobierno una reforma tributaria que en muchos casos ayudó, los impuestos del IRA e IRAE, la deducción del IVA a los productores, y por otro lado los proyectos de inversión han llevado a que en Uruguay se pueda invertir en otra forma y podamos llegar a niveles de inversión privada aceptable. Eso es digno de reconocer.

-¿Qué proyección hace?

-Dentro de Uruguay tenemos que cuidar que no se nos sumen más problemas. La agricultura era incipiente y recién ahora se está empezando a desarrollar, pero no tenemos suelos ni clima para competir con la mayoría de las regiones agrícolas fuertes de Brasil, Argentina, Paraguay y ahora Bolivia. A nuestra agricultura donde le pongamos algún palo en la rueda la frenamos. Como dijo Gustavo Grobocopatel: “hay que ser guapo para venir a hacer agricultura al Uruguay con los veranos duros, secos y los suelos no son los mismos”.

Internacionalmente estamos en un lugar del mundo donde estamos muy bien posicionados para producir alimentos y en una parte de América donde todos los países tenemos la mayoría de las exportaciones orientadas en productos primarios que van a mercados emergentes, la mayoría.

-Entonces es optimista…

-Se va a sembrar la misma área o un poco más si el clima es benevolente. Uruguay macroeconómicamente está bien, los precios de los granos es poco probable que bajen más, al contrario, existen fundamentos para esperar que una vez que la tormenta financiera mundial se calme, puedan retomar un poco el valor. Y a la lechería y la carne las veo fuertes para el año que viene. Por tanto creo que va a ser por lo menos un año igual que éste.

Perfil

Nombre: Julio Blanco

Edad: 45 años

Otros datos: Está casado, tiene 5 hijos y es muy hincha del Club Nacional de Fútbol.

EMPRESARIO Y GANADERO

A los 45 años, el Cr. (Mba) Julio Blanco representa la continuidad de la familia al frente de Interagrovial SA, empresa 100% uruguaya que en 2012 cumplirá 45 años en el mercado.

Tras suceder a su padre, el Cr. Blanco enfrenta el desafío de mantener la misión de representar a John Deere y desarrollar la marca en todo su potencial: agrícola, construcción y motores y forestal.

Para ello, impulsa en la empresa los valores asociados a los de JD: integridad, innovación, compromiso y calidad. Valores que transmite a los 280 empleados de Interagrovial que se encuentran en los 20 puntos de venta en Uruguay.

Está casado con María de la Paz Muñoz con quien tiene cinco hijos (4 nenas y un varón). Con ellos comparte sus dos pasiones: Nacional y correr todos los días.

Además de empresario, Blanco es productor ganadero en los establecimientos familiares en Cerro Largo y Tacuarembó. “Me encanta lo que hago de dirigir la empresa y hacer negocios con John Deere, pero sin dudas me apasiona subirme a un caballo y recorrer el campo”, confesó.

Distribuidor “de clase mundial” por 2a. vez

P.D.M.

Interagrovial SA recibió por segundo año consecutivo el premio al distribuidor de clase mundial 2011.

Se trata de un sistema de evaluación y premiación de John Deere donde dos de las tres partes están basadas en los resultados del negocio: participación del mercado, desempeño en ventas, la mezcla de ventas ideal, rentabilidades, indicadores financieros de distribuidor. La restante tercera parte va en función de una evaluación de excelencia que considera recursos, infraestructura, procesos del negocio, controles, calidad, identificación, si los puntos de venta tienen el tamaño adecuado. Básicamente estructura y la imagen del distribuidor.

Este es un programa global de JD en todo el mundo que mide con la misma vara a todos los distribuidores, estandariza, en una forma pareja de evaluar en las distintas regiones. Estos estándares cambian todos los años y son cada vez más difíciles. “Llegamos pero va a ser más difícil mantenernos”, confesó orgulloso el Cr. Julio Blanco.

Para Interagrovial haber entrado en esta caracterización “aumentó el compromiso”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *