24 de diciembre de 2011 14:40 PM
Imprimir

Carne ovina cierra el año con un récord de US$ 4.800 por tonelada

Uruguay llegaría a producir cerca de 20.000 ton durante 2012.

En los últimos cinco años la tonelada de carne ovina uruguaya se valorizó 52,7% y en el último año alcanzó un incremento de 19%. El 2011 cerró con una producción de 17.000 toneladas peso carcasa y un precio récord de US$ 4.800.

La tonelada de carne ovina uruguaya cierra 2011 con el valor más alto de la historia: US$ 4.800 por tonelada canal. En un año el producto se valorizó un 19%, tomando como base los datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC).

En los últimos cinco años, la carne ovina uruguaya se valorizó 52,7%. En 2005 la tonelada exportada por Uruguay valía US$ 1.724 y cierra 2011 con un valor de US$ 4.800.

“En 2012 estimo que Uruguay tendrá una producción de carne ovina muy cercana a las 20.000 toneladas”, resaltó Carlos Salgado, jefe de Información Económica del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) al ser consultado por El País. Su hipótesis principal es que el aumento vendrá de la mano de mayor número de corderos industrializados.

En el segundo semestre de 2011 la faena de corderos fue superior a la de 2010, cuando se esperaba una matanza inferior a la que se está dando. Para 2012, teniendo en cuenta la buena parición de corderos y la alta tasa de señalada, según Salgado se llegará una faena de entre 800.000 y 900.000 cabezas. “Va a crecer, pero la gran intriga será cómo evolucionará el peso de las carcasas”, admitió el analista. En 2011 el peso de carcasa subió, produciéndose corderos más pesados y con mejores terminaciones industriales que reditúan al momento de vender sus cortes.

Pero elevar el peso de la carcasa depende mucho de cómo venga el año para el ovino, aunque también de “cómo evolucionan los mercados y la demanda (si los mercados piden animales más pesados o más livianos)”. Si aparece a comprar Medio Oriente, que demanda corderos livianos durante el primer semestre del año -como sucedió otros años-, bajará el peso promedio de la res.

Competencia. Pero no sólo Uruguay tendría en 2012 una mayor producción de carne ovina e incrementará el volumen exportable. También lo tendrán sus principales competidores.

En el caso de Nueva Zelanda, las proyecciones sostienen que contará con 1,7 millones de corderos más para faenar de los que mataron este año.

La Avare -organismo económico que hace proyecciones y cierres de año en diferentes producciones- sostiene que la exportación de cordero prevista para 2012, tendrá un aumento de 12%, que representaría casi 20.000 toneladas más.

“Los principales exportadores de carne ovina -Australia, Nueva Zelanda y Uruguay- van a tener más excedentes de exportación para el año que viene. Los precios dependerán de qué pase con la demanda”, explicó Salgado a El País.

Por otra parte, Estados Unidos, en sus proyecciones, marca un aumento de las importaciones al igual que Canadá y México. La gran interrogante hoy son la Unión Europea y el comportamiento de Asia.

“Los australianos piensan que la demanda asiática se mantendrá firme el año que viene. El panorama sigue siendo de incertidumbre con la Unión Europea y, para Uruguay, la incógnita es qué pasará con Brasil. Este mercado siempre demandaba a fin de año, pero en 2011 no lo hizo y complicó un poco las ventas”, recordó el analista. Los dos mercados más importantes de Uruguay son la Unión Europea y Brasil. “En ambos casos no tienen certezas, principalmente con la evolución del tipo de cambio en Brasil que desde septiembre hasta ahora no favoreció e hizo caer la competitividad. “La carne ovina se encareció dentro del mercado brasileño y eso nos está restando competitividad. Esas son las variables que estarán jugando”, dice Salgado.

Para el analista, aún con el incremento de la oferta exportable el año próximo, todavía hay una situación de mercado muy buena, porque “por más que se recupere la oferta exportadora, no llegará a ser la que hubo en 2010”. Ese año Uruguay produjo 20.000 toneladas de carne ovina y vendió la tonelada a US$ 4.018. “El panorama no está tan claro como lo estuvo en 2011. Creo que vamos a tener precios un poco por debajo”, estimó Salgado.

La otra incógnita es qué sucederá con algunos países del Norte de África que son compradores de carne ovina uruguaya. Si la situación política en esos países se empieza a normalizar, serán mercados que comenzarán a funcionar nuevamente. Este año no formaron parte de la demanda.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *