26 de diciembre de 2011 16:30 PM
Imprimir

Ministro José Antonio Galilea frente a la investigación a los productores de pollos

CHILE : La cabeza del Minagri toca los temas más candentes del agro, recorre su labor en 2011 y responde a la baja evaluación que recibió en las encuestas sobre los políticos.

Sentado en su oficina del noveno piso en pleno barrio cívico, José Antonio Galilea, ministro de Agricultura, parece relajado. No se amilana frente al desconocimiento que marca su nombre en las encuestas sobre políticos.

-Es un dato de la causa. Me encantaría que hicieran encuestas en zonas rurales. En Santiago, el Minagri corre con desventaja.

Galilea afirma que en el año nueve meses que lleva al mando del ministerio ya ha cumplido el 70% de las medidas comprometidas en el programa agrícola del Presidente Piñera. Además, agrega que casi están completas las reparaciones a la infraestructura de riego dañada por el terremoto de 2010.

En 2011, eso sí, Galilea estuvo en medio de un rubro que se movió bastante. Desde las investigaciones de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) a los productores de aves hasta críticas de la oposición al presupuesto del Minagri para el próximo año. A continuación, el ministro toca los temas más punzantes de la actualidad agrícola.

-El ministro Longueira rechazó terminantemente la presunta colusión de los productores de pollos. ¿Cuál es su posición?

-Estimo que los cargos hechos por la FNE son particularmente graves. Cuesta pensar en un ilícito mayor que la colusión. De ser comprobados estos cargos, deben aplicarse las más severas sanciones. Con la misma franqueza, hay que dar lugar a que la institucionalidad funcione y al debido proceso. Los requeridos tienen derecho a esa garantía, a hacer valer sus argumentos.

A ratos estimo que se prejuzga con demasiada soltura y facilidad. A mucha gente parece no importarle el proceso que queda por delante, sino que generan un juicio definitivo de estas empresas y de la APA.

-La Oficina de Estudios y Políticas Agrarias del Minagri tiene un acuerdo de colaboración con la FNE. ¿Tiene usted información que no conozcamos sobre el caso de los pollos?

-No. Odepa tiene instrucciones claras de prestar apoyo a la FNE y, por ende, al proceso, toda la información que esté a nuestro alcance.

Cambios laborales

-El caso de los pollos se suma a la denuncia de maltrato a temporeros paraguayos por parte de Francisco Javier Errázuriz. El agro se mira con sospecha ¿Cree que hay que repensar la relación de este sector con el resto de la sociedad?

-Se trata de un par de situaciones que, por impactantes que hayan sido desde el punto de vista mediático,  no son la norma general. Son la absoluta excepción.

-Sin embargo, los chilenos están subiendo sus estándares, tanto frente a la colusión de empresas como al trato a los trabajadores. ¿Cómo se puede avanzar en el flanco laboral?

-En materia laboral, muchas veces las prácticas indebidas, y no las estoy justificando, están dadas porque la normativa no está en sintonía con las particularidades del sector. De ahí la importancia que tiene el Estatuto del Trabajador Agrícola enviado al Congreso. Fue el fruto de un acuerdo con empresarios y trabajadores. Apunta a mejorar las condiciones de la gente que trabaja en el campo, para que esa actividad sea más valorada por la sociedad. Con eso se pueden resolver problemas de oferta laboral que afectan al sector.

-Los productores usualmente se quejan por la poca transparencia con la que operarían los poderes compradores.

-En términos generales es transparente, lo que no implica que en aquellos sectores en que están más concentrados eventualmente hay mayores riesgos de caer en prácticas contrarias al libre mercado.

-¿Qué sectores agrícolas tienen más riesgo de caer en ese problema?

– Basta echar una mirada al mercado en que hay pocos actores o uno muy relevante.
-Le pregunto en concreto, ¿la cadena trigo-harina-pan es transparente?

A ver. Los comportamientos nunca son una temporada con otra iguales. El sector productor tiene una sombra de duda respecto de si se actúa con total trasparencia. Hasta ahora, no hay elementos que nos permitan decir con total convicción que no funcionan transparentemente.

-El proyecto de ley de Muestras y Contramuestras aparece como un apoyo a la transparencia. Sin embargo, los molineros alegan que va a encarecer y volver más lenta la compra de trigo.

-Francamente no le veo aspectos que vayan a encarecer o hacerla más engorrosa. Está planteado en forma genérica, lo que nos da espacio para que en los reglamentos podamos tener la flexibilidad que se requiera.

PRESUPUESTO comparado

-En el Minagri se informó un aumento de 4,4% en las platas para el agro en el Presupuesto Nacional de 2012. Sin embargo, en la Concertación alegan que el Minagri en realidad va a ver recortado en términos reales en 0,5% sus recursos para el próximo año.

-Lo correcto es comparar el presupuesto 2012 con lo que efectivamente el ministerio pudo gastar este año, pues hubo un ajuste en abril.
 
A la oposición la invito a que eche una mirada a los incrementos que tenían los presupuestos del Minagri cuando ellos estaban en el Gobierno. Nunca pasaban la media del crecimiento del Presupuesto de la Nación.

-¿En qué condiciones recibió el Minagri en marzo de 2010?

-La ministra Marigen Hornkohl me hizo una entrega excelente. Más allá de lo que fuimos encontrando en algunos servicios, como en el caso de Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap).

-¿Qué halló en el Indap?

-Un organismo bastante politizado y con muchas ineficiencias en su gasto. Tenía unos baches bastante complejos. Por ejemplo, tenía una política de suplir el precio del maíz que sacaba recursos destinados a otras regiones. Era completamente insostenible. Pudimos aumentar la cobertura de los programas. Sólo entre los Prodesal y los Programas de Desarrollo Territorial Indígenas aumentamos en más de 40 mil los beneficiarios.

Preocupación sureña

-Usted tiene una cercanía con los gremios sureños. Esas mismas organizaciones se quejan de que la modernización de la Comisión Antidistorsiones, que defiende la producción local frente a la competencia desleal externa, avanza muy lento.

 -Esas críticas las escucho muy poco cuando participo en actividades de la Sago o de la Sofo. Me complace que las eventuales diferencias estén dadas por la velocidad en que se toman las medidas y no en ellas mismas. Hace unos años  la crítica era por que no había voluntad política de avanzar en las medidas.

En el caso de la Comisión Antidistorsiones es más  complejo avanzar, pues no depende únicamente del Minagri, sino que también de la Secretaría General de la Presidencia, de Economía y de Relaciones Exteriores. En muchos casos no hay clara coincidencia en la dirección a avanzar. Sin embargo, la voluntad política está. Estamos trabajando en todo aquello en que podamos perfeccionar la institucionalidad, primero apuntando a cambios de reglamento, que son más fáciles, o si no reformas legales, que son más complejas.

-En el sur también preocupa que se mantenga la violencia en el conflicto mapuche.

-Observo por parte de la autoridad regional un mayor diálogo con las comunidades más radicales. Hay una reducción objetiva en el número de atentados y tomas. Igual me preocupa que esos hechos limiten el desarrollo de La Araucanía, la inversión y un uso sustentable del territorio. Este es un problema muy serio de seguridad.

 Agua nortina

-Un elemento crítico, especialmente para el agro nortino, es la creciente escasez de agua y la pugna por ella con la minería. ¿Qué medidas tienen en carpeta?

-En el caso del corto plazo, estamos trabajando con camiones aljibes para paliar los efectos de la sequía. En el largo plazo, hay que construir embalses, revestir canales y recargar los acuíferos subterráneos. Por eso es importante el aumento de presupuesto. Para 2012 vamos a pasar de 29 mil a 40 mil millones de pesos en bonificaciones.
 
Metas para 2012

-Me interesa despachar el proyecto de ley de Muestras y Contramuestras y que la Conaf comience a operar como una entidad pública. También quiero avanzar en dos proyectos de ley importantes: el de fomento forestal y el sobre incendios. Además, quiero avanzar en los cambios reglamentarios necesarios para la modernización del Minagri.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *