26 de diciembre de 2011 16:56 PM
Imprimir

Empresarios piden adaptabilidad laboral para escenario de crisis

CHILE : Pactar jornadas y remuneraciones es una de las propuestas que entrega el sector.

El escenario económico internacional se ve cada vez menos halagador. Los países desarrollados presentarán crecimientos bajos en 2012 e incluso el Banco Central advirtió en su último Informe de Política Monetaria que Europa sufrirá una recesión. Para Chile, en tanto, recortó su proyección de crecimiento a un rango de 3,75% a 4,75%.

El gobierno anunció que tiene un plan de contingencia si la situación externa se agudiza y afecta la economía interna del país.

La misma preocupación manifiesta el sector empresarial, que entregó sus propuestas para enfrentar las turbulencias. Para los gremios del sector privado, la principal preocupación debe ser proteger el empleo, por lo que concentran sus propuestas en medidas de adaptabilidad laboral.

El presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Andrés Concha, planteó que se deberían retomar las medidas impulsadas para la crisis subprime y para el período de la reconstrucción tras el terremoto de febrero de 2010, como bonos para la contratación y subsidios para la capacitación.

“Son iniciativas que ya fueron consensuadas para un período transitorio, por lo que dejaron de tener vigencia. Lo que consideramos importante es darle carácter permanente (a esas medidas), para que cuando se den estas circunstancias (de crisis) se activen”, indicó el timonel de los industriales.

Concha agregó que “se debe avanzar en mecanismos de sustentación del empleo y el seguro de cesantía combinados con capacitación vía Sence. Además de poder ajustar jornadas y remuneraciones, cuando la situación se agudice”.

El dirigente gremial destacó que estos temas están siendo analizados dentro de la mesa de trabajo de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) con la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

El presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Luis Mayol, añadió que “el énfasis debe estar en el empleo, ya que ese es el primer efecto de una crisis, por lo que se deben generar los incentivos necesarios para contratar mano de obra”.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (Asimet), Ernesto Escobar, recomendó que para una situación de crisis se debe flexibilizar el mercado laboral para que “los empleadores con los trabajadores acuerden sus jornadas, horas y sus remuneraciones y así paliar el costo que significa la mano de obra cuando en un momento de crisis no se necesita”.

Incentivo tributario

Carlos Eugenio Jorquiera, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), dijo que “se deben dar incentivos tributarios para que las empresas contraten y eso se ha aplicado antes para mantener el empleo”, indicó.

Puntualizó que “para proteger al empleo se debe proteger a las empresas y que sigan realizando su actividad sin tantas regulaciones, analizando el escenario con más detención ante un contexto externo adverso”.

Por último, añadió que “hay que olvidarse de subir tasas impositivas, si no que volver a las antiguas (17%)”.

Fruticultores: promoción de exportaciones

Los gremios fruticultores también plantearon sus inquietudes y recetas para un plan de contingencia. El presidente de la Federación de Productores de Fruta (Fedefruta), Antonio Walker, indicó que como una primera medida se debe perfeccionar la promoción de los productos chilenos en el exterior, junto con una mayor diversificación de mercados.

Para el presidente de la Asociación de Exportadores de Fruta (Asoex), Ronald Bown, se debe diseñar “un nuevo plan de impulso competitivo orientado en forma muy precisa y prioritaria a mejorar la competitividad de nuestra economía en el corto plazo, junto con un plan de apoyo financiero a la reconversión de especies frutícolas”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *