27 de diciembre de 2011 10:16 AM
Imprimir

Uruguay sembrará mas de 600.000 ha de trigo

El informe “Trigo y derivados: situación y perspectivas” del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, redactado por el ingeniero agrónomo Gonzalo Souto, señala que en el contexto de un mercado externo de gran incertidumbre, la cadena triguera lograría la cosecha más alta de su historia.

 En la primera mitad del año hubo un sostenido aumento de los precios internacionales que originó una fuerte recuperación de la superficie de siembra en el país. Esta realidad permitirá disponer de un notorio incremento en la oferta exportable, establece el informe de trece páginas.
La favorable condición de los cultivos, que muestran buenos desempeños luego de transcurrido el primer tramo de las cosechas, permitiría obtener un alto nivel de productividad y buena calidad de producto, originando un importante incremento de la oferta exportable.

Más para el trigo
La campaña triguera 2011/2012 se destaca por la importante recuperación de la superficie del cultivo. La intención de siembra divulgada por la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA), ubicó la probable superficie en 541.000 hectáreas, que marcaría un aumento de 34% respecto del ciclo previo.
Teniendo en cuenta las peculiares condiciones en que debió realizarse la Encuesta Agrícola por parte de la DIEA, que pueden reducir su precisión, a efectos de este informe se asume una superficie de siembra de 605.000 hectáreas. Por ejemplo, un rendimiento medio de 3,25 ton/ha, las previsiones de cosecha se ubicarían en el orden de 1,97 millones de toneladas, volumen que representaría el máximo nivel alcanzado en la historia del cultivo y un aumento de 51% respecto de la estimación de cosecha previa.

Mercado local
La actividad en el mercado doméstico comenzó en valores significativamente inferiores a los registrados en el comienzo de la zafra pasada. El promedio de los precios operados del mes de noviembre se ubicó en U$S 203 la tonelada puesta en industria y U$S 200 la tonelada puesta en Nueva Palmira.
El otro factor adverso para los resultados económicos proviene del incremento de los costos de producción, que habrían aumentado entre 20 y 25% en el último año, como consecuencia de los incrementos en algunos insumos relevantes (del orden de 25% en fertilizantes y combustible) y en la mano de obra (54%).

Mercado externo
Los precios del trigo mostraron importantes descensos en la segunda mitad del 2011, revirtiendo una tendencia de sostenida recuperación exhibida desde mediados de 2010. En los puertos de Estados Unidos el precio medio alcanzó en noviembre a U$S 291 nivel que en este caso representó una caída de apenas 5% respecto de los precios U$S 306 de noviembre de 2010. De ese modo, en el período agosto- noviembre el descuento entre el FOB argentino y el del Golfo EE.UU. resultó en promedio de U$S 44 por tonelada (con un máximo de U$S 61 en el mes de noviembre).
La evolución de los mercados trigueros se asocia fundamentalmente a la dinámica de las disponibilidades mundiales. Los más recientes pronósticos, divulgados por el WASDE-USDA a comienzos de noviembre, prevén una producción mundial en el ciclo 2011/2012 que superaría las previsiones del consumo global, dando lugar a una recuperación de las existencias globales, lo que revertiría la tendencia de caída observada en el ciclo anterior.
Bajará en USA, Argentina y Brasil
El nivel de las existencias alcanzaría a 203 millones de toneladas, un aumento de 3,3% respecto del ciclo previo, recuperando el nivel alcanzado a comienzos de la década. Entre estos se destacan los casos de Estados Unidos, Argentina y Brasil por ser los únicos con previsiones de caída de la producción de 9%, 16% y 15% respectivamente.
Los aumentos más relevantes en la producción triguera mundial se proyectan en los países de la ex URSS, cuya cosecha conjunta crecería 36% (110 millones de toneladas versus 81 millones en 2010/11).
La situación de la producción triguera en el Mercosur contrasta con el escenario global, proyectándose caídas en las cosechas en los dos principales actores, Brasil y Argentina. En Brasil, las últimas estimaciones oficiales (Conab, noviembre/11) proyectan un descenso de 14% respecto de los 5,9 millones cosechados en 2010. También en Argentina se proyectan caídas importantes en noviembre ubicándose en 12 millones de toneladas, un descenso de 24% respecto del ciclo previo. La evolución de las cosechas de Brasil y Argentina provoca cambios en el balance de oferta y demanda en la región, reduciendo sustantivamente el saldo exportable. El volumen del excedente regional alcanzaría a 1,3 millones de toneladas, 78% por debajo del saldo de 6,2 millones de toneladas ocurrido en el ciclo previo.
El año 2012 mostrará una acrecentada oferta exportable por el abultado stock inicial de Argentina, que podría incidir sobre la formación de los precios, probablemente provocando que los “descuentos” para el precio FOB en la región sean de mayor nivel y por un período más extendido.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *