27 de diciembre de 2011 10:25 AM
Imprimir

Las obras para trasladar el Mercado de Liniers siguen paralizadas

Una Ley de la Legislatura de la ciudad dispone que el emblemático mercado porteño debe ser trasladado a San Vicente. Pero poderosos intereses políticos, económicos y comerciales impidieron la mudanza, violando así la normativa aún vigente. El rol del empresario kirchnerista Alberto Samid.

“La realidad es que la Ley que sancionó la Legislatura porteña que prohíbe el ingreso de ganado en pie a la Capital Federal es imposible que se cumpla porque no se contemplaron los intereses del principal mercado de venta de hacienda del país”.

Tal afirmación la realizó a La Política Online una importante autoridad del Mercado de Liniers, quien admitió así que el emblemático mercado situado en el barrio porteño de Mataderos continúa violando una norma sancionada a mediados de 2001.

Pero, ¿cuáles son los motivos o intereses existentes para que dicha Ley que dispone el traslado del Mercado de Liniers a San Vicente deba ser prorrogada todos los años?, le preguntó LPO a varias fuentes legislativas y a consignatarios de hacienda.

El común denominador de la respuesta giró en torno a que las obras en el predio de San Vicente siguen paralizadas dado que nadie quiere hacerse cargo de los costos que genera la realización de la nueva plaza de operaciones ganaderas.

El tema es que una vez sancionada la norma, el Mercado de Liniers compró un terreno de 30 hectáreas. Pero luego, por diversas dificultades comerciales no se hicieron las obras correspondientes (apenas se parquizó la propiedad y se agregó alguna oficina).

“Está claro que nunca estuvieron dadas las condiciones para el traslado. No es una tarea fácil mudar a todos los operadores que trabajan en sus oficinas en Liniers desde hace muchísimos años”, reconoció un importante operador del mercado.

“Además quieren hacer cargo de los costos a las casas consignatarias, que no están dispuestas a poner dinero en algo que no saben si va a funcionar o no y menos en el actual contexto de intervención del Gobierno en el mercado”, añadió la fuente.

Como sea, el propio diputado del PRO Cristian Ritondo –uno de los encargados de elaborar las prorrogas todos los años- señaló que “el trasladado en estas condiciones es impracticable porque todavía no se finalizaron las obras en San Vicente”.

“Insistir con el traslado del Mercado de Liniers, aún sin estar finalizadas las obras en el predio de San Vicente, generaría un mayor perjuicio operativo al que se atraviesa actualmente”, sostuvo el legislador que responde a Mauricio Macri.

La influencia de Samid

Para muchos de los que están en el tema, otro de los motivos por los cuáles no se concretan las obras en el predio de San Vicente es porque el poderoso empresario kirchnerista de la carne Alberto Samid siempre puso trabas a la iniciativa.

Según dijeron las fuentes consultadas, Samid montó desde hace años una fuerte estructura de compra/venta de hacienda en Liniers, y mudarse le generaría un costo económico muy alto que nunca estuvo dispuesto a asumir (a pesar de la Ley vigente).

“El monopolio que tiene Samid en Liniers es enorme y él a través de sus amigos ejerce todo tipo de presiones para que no se concrete definitivamente el traslado a San Vicente”, apuntó otro consignatario del mercado.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *