27 de diciembre de 2011 12:56 PM
Imprimir

Renuencia a vender soja de la nueva cosecha ante la incertidumbre climática

Sobre un 15 por ciento de superficie que podría destinarse a soja de 2°, faltaría por sembrar algo más de la mitad. Las condiciones adversas hicieron que el avance de implantación sólo fuera de 500.000 ha entre la semana pasada y ésta, con lo cual se llevaría sembrado el 80 por ciento del área cultivable […]

Sobre un 15 por ciento de superficie que podría destinarse a soja de 2°, faltaría por sembrar algo más de la mitad. Las condiciones adversas hicieron que el avance de implantación sólo fuera de 500.000 ha entre la semana pasada y ésta, con lo cual se llevaría
sembrado el 80 por ciento del área cultivable total, de acuerdo con el informe semanal del MAGYP. Eso exhibía un relativo avance respecto del 78 por ciento del año pasado para igual fecha.

Sin embargo, las lluvias ocurridas entre el miércoles y el jueves de la semana pasada habría permitido recomponer las reservas de agua en suelo y acelerar las tareas en los próximos días.

¿Eso sería para todas las zonas por igual?

Definitivamente no. Hubo precipitaciones que favorecieron el NOA, el NEA, nuestra provincia de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba.
Las precipitaciones, sin embargo, pegaron el faltazo sobre buena parte de Buenos Aires y el sur de Córdoba, de gran aporte sojero en las últimas campañas. Por lo tanto, habrá que ver si logran cerrarse las siembras de acuerdo a lo esperado y qué sucederá en las próximas semanas.

Brasil ya tenía toda la soja sembrada, a ritmo con lo que venía haciéndose históricamente. La última estimación para la soja brasileña es la de Safras & Mercado, que la ubicó en 74,65 millones de toneladas, partiendo de una superficie sembrada de 24,98 millones ha, un área cosechada de 24,978 millones y un rinde de 2.989 kilos por hectárea.

La cifra de producción es contrastable con la de CONAB que dio 71,29 millones de toneladas, y que refleja más cercanamente la impresión de varios analistas del mercado brasileño.

Mientras las condiciones prematuramente algo desfavorables para la soja han estado en el centro de la escena en los mercados externos, en lo local no ha sido tan así.

Los precios de la soja de la presente cosecha fueron subiendo desde los niveles de la semana pasada, pero siempre moviéndose dentro de un rango relativamente estrecho; entre $1180 y $1240 la tonelada. Sobre el fin de semana llegaron a hacerse negocios a $1240 por lotes grandes, en un mercado en el que no todos los compradores están presentes.

Para la nueva cosecha, hubo poco movimiento y con pocos compradores activos, algunos presentes todos los días, otros entrando y saliendo del mercado. Los precios de los forwards fluctuaron entre US$ 270 y US$ 285, para quedar el jueves en US$ 280 en forma abierta, pero con posibilidad de que por lotes grandes se haya pagado algo más.

Basta observar los mercados de futuros, cuyos valores para May2012 ajustaron a US$ 285 para la mercadería condición fábrica en ROFEX. Se llevaban compradas algo más de 9 millones de toneladas de soja 2011/12, lo cual es casi 2 millones menos que el año pasado para igual fecha.

Lo que se nota también es que la cantidad de mercadería comprometida pero que no tiene precio fijado es mayor que el año pasado; casi 5 millones contra 4 millones del 2010/11.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *