27 de diciembre de 2011 17:28 PM
Imprimir

Sector frutícola advierte que escasez de mano de obra supera el 25% esta temporada

CHILE : La mayor mecanización de las cosechas y la entrada en producción de huertos de alta tecnología atenúan la baja disponibilidad.

Para afrontar la presente temporada, la fruticultura necesita, al menos, 450 mil trabajadores. Si bien la mayoría de los puestos de trabajo ya están ocupados, aún hay un 25% que permanece vacante, según explica a DF el presidente de Fedefruta, Antonio Walker.

“La escasez de la mano de obra en el agro es el tema del minuto (…) estamos esperando una producción normal, quizás un poco mejor y vemos que la principal dificultad es precisamente, la falta de mano de obra. Necesitamos más de 450 mil trabajadores para cosechar los 2,6 millones de toneladas de fruta”, sentencia.

Tal como explica el dirigente gremial, los empleadores han tomado conciencia de esta realidad por lo que se están comenzando a desplegar incentivos económicos para hacer más atractivo el trabajo en el campo. “Estamos creando incentivos económicos, asumiendo todos los temas de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), creando conciencia respecto del transporte de los trabajadores, mejoras en las instalaciones y un tipo de huerto que permita disminuir el esfuerzo físico de la gente”, agrega.

Según las cifras que presenta Fedefruta, particularmente en la cosecha de cerezas, este año los sueldos van desde los 
$ 12.000 libres a los $ 32.000 libres diarios, a lo que se suma las cotizaciones de la AFP y salud, que corresponde a un 57% más.

“En la agricultura se está pagando bien, mucho mejor que en la construcción, el comercio y otros sectores de la economía sobre todo en este tipo de cosechas”, sostiene Walker.

Factores que quitan presión


En tanto, para la gerente de Estudios de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Ema Budinich, en la demanda potencial de mano de obra, hay ciertos factores que influyen en el estancamiento en el empleo agrícola.

Una mayor mecanización de las cosechas, la creciente entrada en producción de huertos de alta tecnología -que por su diseño más moderno- demandan menos jornales por superficie plantada, la salida de huertos poco productivos, por obsolencia natural, por ejemplo con más de 20 años, o por obsolencia económica, variedades poco rentables. “Estos factores quitan presión a la demanda por mano de obra y por lo tanto, compensarían, parcialmente, la escasez de trabajadores en la agricultura”, afirma Budinich.

Las cuotas de extranjeros


Esta baja en la mano de obra, a juicio del presidente de la SNA, Luis Mayol, hace que la presente temporada se vea compleja. “De un tiempo a esta parte, ha ido disminuyendo cada vez más la mano de obra disponible, primero porque las condiciones de crecimiento del país han influido en esta menor oferta, donde muchas veces por condiciones de rentabilidad el agro no puede competir con los sueldos que se pagan en otros sectores productivos”, afirma. Entonces es ahí donde toma fuerza la discusión que se ha instaurado los últimos meses respecto de las cuotas de trabajadores extranjeros para el agro.

“Las cuotas de extranjería es algo que estamos trabajando, incluso en la comisión nacional agrícola, esto lo estamos conversando, pero hay que hacer un análisis más a fondo para ampliarlo, pero preferentemente en aquellas zonas donde es estrictamente necesario”, afirma Mayol.

De igual forma, Walker advierte que antes de ir a buscar mano de obra extranjera, se necesita reencantar a los trabajadores locales.

“Queremos incentivos tributarios para irse a las regiones, queremos incentivos de subsidios habitacionales para que la gente se quede en las regiones, tenemos que reencantar a nuestros trabajadores”, sostiene.

Walker es consciente que la cuota debe aumentarse y regular los aspectos de documentación, pero los costos son los que se verían afectados. “Hay que apuntar a los estudiantes y a la gente que tiene malos trabajos en los sectores urbanos”, sentencia.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *