29 de diciembre de 2011 16:17 PM
Imprimir

Empezó la interna entre Moreno y Yauhar

El secretario de Comercio volvió a trabar la exportación parcial de trigo y maíz, gesto que el ministro de Agricultura busca dar a los dirigentes del campo. Lo mismo sucedía con las anteriores gestiones y hasta el propio Julián Domínguez sufrió la negativa de Moreno de desprenderse de la facultad de otorgar los denominados ROE Verde.

Según cuenta el diario Clarín, Agricultura tenía todo listo para anunciar una liberalización -al menos parcial- de las exportaciones de trigo y maíz. Pero luego de una reunión de la presidenta Cristina Kirchner, Yauhar y Moreno, todo quedó en la nada misma.

Hace cinco años que sucede más o menos lo mismo. En orden, todos los responsables del área agrícola (Javier De Urquiza, Carlos Cheppi y el ahora diputado Julián Domínguez) fracasaron en su intento por corregir las distorsiones provocadas por el sistema ideado por Moreno en 2006 para supuestamente asegurar que haya trigo y maíz en la “mesa de los argentinos y cada vez que intentaron una salida propia, el Secretario los fue frenando.

Este sistema, que no está sostenido en resoluciones y mucho menos en leyes, consiste en asegurar un volumen generoso a los sectores internos que utilizan ambos granos (como molinos y avícolas), para luego habilitar pequeñas cuotas de exportación de los remanentes. Una y otra cosa (el consumo interno y el saldo exportable) las calcula Moreno sin consultar organismos técnicos. También el secretario reparte los permisos de exportación o ROE Verde.

Anoche varios dirigentes ruralistas veían la causa de esta nueva demora de los anuncios en la fuerte resistencia que ofrecía Moreno -delante de la propia presidenta- a resignar el manejo discrecional de los ROE Verde. Y es que el sistema propuesto por Agricultura consistiría en habilitar la venta, en un único momento del año, del total del saldo exportable de esos granos . Así, una vez definido cuánto cereal necesita el mercado doméstico, al menos se podría recrear la competencia por una parte importante de las cosechas.

Hasta ahora, frente al intento de Yauhar por torcer un esquema que ha permitido la transferencia de miles de millones de dólares de los productores primarios a empresas concentradas, entre ellas unas pocas cerealeras multinacionales, los dirigentes de la Mesa de Enlace desistieron por completo de sus ínfulas belicosas y aceptaron de buena gana las chances de diálogo “por separado” que les ofreció el ministro kirchnerista.

Ya habían pasado por su despacho FAA y la Federación Agraria. El martes fue el turno de Coninagro y ayer le tocó a Hugo Luis Biolcati, de la Sociedad Rural, ser recibido por Yauhar. “Vinimos a ponernos a disposición del ministro . Tenemos la firme convicción de trabajar en conjunto”, dijo el agropecuario antes de conocer la suspensión de los anuncios

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *